Ilusiones sobre ruedas en Vista Alegre

Lance de uno de los partidos de Los Atómicos en el torneo | TONI BLANCO

"Por fin hoy es el día. Parecía que no iba a llegar nunca". Era la frase que más se repetía en los prolegómenos preparatorios para el inicio del I Torneo Powerchair de Córdoba. La ilusión de un grupo de amigos, aupados por el trabajo de sus padres, se veía recompensada en una jornada festiva de puro deporte sobre ruedas en el Palacio de Deportes de Vista Alegre. Los Sevilla Bulls y los Leones de la Alhambra de Granada serían también testigos, junto a las decenas de personas que asistieron a la cita, de las sonrisas de unos jóvenes que hoy han puesto la primera piedra competitiva de un equipo. De una familia. Los Atómicos FPC.

Los nervios entre los cordobeses se palpaban a pocos minutos del estreno. No obstante, nada iba a arruinarles este día. Ni tan siquiera un desafortunado golpeo en la tanda de penaltis ante el equipo sevillano. La igualdad y la emoción fueron la tónica de todo el encuentro (dos partes de quince minutos), y la pasión se transmitía a una grada que enloquecía en cada acercamiento atómico.

No hubo goles durante el tiempo reglamentario del choque inaugural, aunque la emoción estuvo latente en todo momento. Los califales pelearon cada contragolpe con uñas y dientes, dominando de forma clara ante la entidad hispalense. Sin embargo, en la tanda de penaltis pagaron la novatada, cediendo con un 0-1 que acabaría valiendo el título cordobés al Sevilla Bulls.

De hecho, los rojillos tiraron de épica también en su segundo duelo frente a los leones granadinos. Empezaron por detrás en el marcador, aunque lograron remontar para llevarse finalmente la victoria y el torneo.

El plato fuerte para los locales quedaría para el final, con un fin de fiesta que quedará grabado para siempre en sus retinas. Una exhibición que aficionó a este nuevo deporte hasta al más impávido de los presentes en Vista Alegre. Y eso, unido a una actitud de puro compañerismo e ilusión. En cada gol (tres en total y dos anulados) brotaban parte de los sentimientos reprimidos durante años. Un nuevo club en la provincia ha dado un paso de gigante e histórico. El Powerchair aterriza en Córdoba. Valentía sobre ruedas. Y lo hace, según parece, para quedarse.

Etiquetas
stats