Una ilusión desbordante: así ha sido la vuelta de los atletas

Miguel Aguilera, a la izquierda, en una imagen de archivo.

"La misma ilusión que un niño en el día de los Reyes Magos", así valora Miguel Aguilera, director técnico del Trotasierra, la vuelta de los atletas a su hábitat natural tras dos meses de parón absoluto por culpa del Covid-19. Unos deportistas que han podido ejercitarse a duras penas en sus propios domicilios debido a la falta de material y espacio que se necesita para practicar el atletismo de una forma óptima. Es lógico perder algo de ritmo cuando se está tantas semanas sin hacer nada, pero lo más peligroso son las posibles lesiones que pueden surgir. Por ello lo lógico es hacer "un periodo de adaptación de unas dos semanas alternando días de descanso con entrenamiento", afirma Aguilera a CORDÓPOLIS.

Aunque la vuelta no es para todos iguales. Los atletas amateurs han vivido este confinamiento con un trabajo inferior a los más profesionales debido a la falta de medios que estos pueden llegar a tener. "Los populares han ido reinventándose dentro de las posibilidades de las que ha podido disponer cada uno", explica el miembro del Trotasierra. Por otro lado, los más profesionales pueden caer en una falta de motivación originada, según Aguilera, por "entrenar con la falta de objetivos" y más cuando "lo tienes que hacer sin el equipamiento adecuado para tu disciplina", lo que puede originar "momentos malos psicológicamente hablando".

Puede parecer que la vuelta a la calle tiene muchos puntos positivos y pocos negativos, pero estos últimos pueden ganar a los primeros si no se toman las precauciones adecuadas. El regreso a la actividad bruscamente tras un periodo de parón puede generar lesiones de larga duración en los atletas. "A nivel muscular y metabólico hemos tenido un retroceso y para retomar la actividad hay que ir con muchísima tranquilidad y de forma progresiva", apunta un director que deja claro que esta vuelta es "como si hubiésemos tenido una dura lesión".

El futuro sigue siendo incierto. Por un lado, la vuelta a la calle ha deparado alegría entre los atletas, pero la incertidumbre que genera la suspensión de las pruebas es notable. "El Covid-19 es algo nuevo y desconocido, pero seguro que va a marcar un antes y un después en el atletismo", asegura. Además, la nueva normalidad llegará una vez que llegue la vacuna. Esto hará que los atletas, y los deportistas en general, vuelvan a disfrutar de lo que más le gusta hacer en la calle sin ningún tipo de problema al que temer. Una vuelta a la realidad que está siendo ilusionante, pero que a la vez deja un toque amargo en todos aquellos que la están disfrutando.

Etiquetas
Publicado el
4 de mayo de 2020 - 08:10 h
stats