González envía el requerimiento para retomar el control del Córdoba

Carlos González, en una comparecencia de prensa en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Tal y como estuviera previsto, suma un nuevo capítulo. La historia de la compraventa del Córdoba continúa con un requerimiento notarial para la convocatoria de una junta general extraordinaria de accionistas por parte de Carlos González. El tinerfeño tiene plena intención de recobrar la propiedad del club tras el incumplimiento de Jesús León -en la fecha fijada, el 31 de julio- del último pago de la operación y para ello efectúa las acciones de las que ya advirtiera la semana pasada. En concreto es la solicitud formal de una asamblea de la sociedad anónima deportiva (SAD) para la renovación total de su Consejo de Administración. La documentación ha de llegar al secretario del órgano rector de la entidad, Juan Ramón Berdugo, quien después debe decidir.

Después de reiterarlo en varias ocasiones la pasada semana, la última vez el viernes, Carlos González completó este lunes los trámites para reclamar la propiedad del club. Lo hizo superado el mediodía mediante firma ante notario de la documentación que ha de recibir Juan Ramón Berdugo. La acción consiste, como ya informó CORDÓPOLIS días atrás, en el requerimiento de una junta para cesar a los actuales consejeros de la SAD y nombrar a otros nuevos, ya bajo la potestad del tinerfeño. Fue precisamente él quien confirmó a este periódico la puesta en marcha de su ofensiva por la mayoría de las acciones del Córdoba. El empresario canario precisó que tras poner rúbrica a los papeles estos han de llegar al secretario del Consejo.

En teoría, la recepción del requerimiento no tiene que tardar más de un día. De esta forma, si la entrega de la documentación no se produjo ha de tener lugar este lunes. Al tiempo que Carlos González ratificaba su posición desde el club no había desmentido ni confirmación. Lo cierto es que desde esta mañana trabajan en el asunto los encargados de la parcela legal de la entidad y estudian los pasos a seguir una vez que el requerimiento notarial sea definitivamente un hecho. Sí está claro que el secretario del Consejo tiene dos opciones ante esta petición del canario. Una es realizar la convocatoria exigida, para lo que tiene 30 días según estatutos. La otra consiste básicamente en rechazar la iniciativa y abrir, directamente la vía judicial.

Cabe recordar que la pugna por la propiedad del Córdoba arrancó después de que el anterior poseedor del paquete accionarial mayoritario, Carlos González, no pudiera hacer efectivo un pagaré por 4,5 millones de euros del actual dueño de la entidad, Jesús León. El pago correspondía al último plazo de la compraventa del club que los dos firmaron en enero de 2018, con condiciones reformuladas meses después, a través de Azaveco y Aglomerados Córdoba, respectivamente. Esta última empresa, la del montoreño, comunicó el pasado jueves que el desembolso se llevaría a cabo en las próximas tres semanas. La apertura de un proceso jurídico no arrancaría hasta septiembre, por cierto.

Confirmación oficial de Azaveco

Transcurridas unas horas desde el inicio del proceso, la empresa que fuera propietaria de la entidad hasta enero de 2018 ha confirmado la situación. El texto de Azaveco está firmado por el abogado Iván Zaldúa, que en el último período de Carlos González al frente del Córdoba formó parte de su Consejo de Administración. Fue después de que el tinerfeño relegara en su hijo, Alejandro González, la presidencia del club. En la nota, el asesor legal del canario ha expresado lo siguiente:

"Azaveco, S.L. quiere comunicar que a día de hoy y como consecuencia del impago del precio pendiente por parte de Aglomerados Córdoba, S.L. el pasado 31 de julio ha iniciado las acciones legales correspondientes para proceder a la recuperación inmediata del control del Córdoba Club de Fútbol, S.A.D.

Sin entrar en mayores detalles sobre las acciones legales llevadas a cabo y las que seguirán, Azaveco, S.L. espera que se proceda a la transmisión formal del control de manera pacífica y con el menor perjuicio posible para el Club, sus trabajadores, sus aficionados y la ciudad".

Etiquetas
stats