El Atlético Cordobés y un sueño en blanco y verde

Reunión de los miembros del Atlético Cordobés con el alcalde.

Son tiempos curiosos y un tanto turbulentos para el fútbol cordobés. La estabilidad está lejos aún de hacer presencia en la ciudad, cuyos últimos acontecimientos han deparado que las fuerzas se bifurquen hacia distintos puntos. Y es que si hace algunos meses se hablaba de una posible desaparición de la institución cordobesista, el periodo actual acontece a que haya hasta tres clubes que intentan revitalizar ese sentimiento. A nadie que se le escapa que el gran referente actual es el Córdoba CF, equipo surgido a raíz de la compra de la unidad productiva por parte de Unión Futbolística Cordobesa y que un curso más será el principal exponente masculino al competir en la Segunda RFEF, cuarta categoría nacional. Suyo es el escudo y la historia, aunque los lazos sentimentales o institucionales han deparado en otras cabezas visibles. De hecho, casi al mismo tiempo que se confirmaba la inscripción del Córdoba CF SAD de Carlos González en la Segunda Andaluza, en esa misma categoría ha surgido otro plantel que viene a defender el sentimiento en blanco y verde. 

El Atlético Cordobés ha puesto en marcha una nueva aventura sénior en el fútbol amateur. La entidad presidida por Miguel Claus, histórico jugador del Córdoba entre finales de los 70 y principios de los 80, ha dado finalmente el paso para sacar adelante un proyecto que llevaba ya un tiempo fraguándose. De hecho, en las últimas semanas han llevado a cabo distintas reuniones para darle viabilidad a la idea, entre ellas, una con el alcalde José María Bellido con el fin de obtener una instalación deportiva para llevar a cabo sus entrenamientos. De momento las prácticas las están llevando a cabo en las cercanías de La Asomadilla, recinto que ha quedado huérfano de fútbol tras la desaparición del histórico Deportivo Córdoba, con una función más enfocada al terreno físico. 

Pero es que lo llamativo de dicha entidad es la cantidad de colaboradores que tienen detrás, y que han sido participes de la puesta en marcha del mismo, aunque por diferentes cuestiones están ligado más desde un punto emocional. Son los casos de Nandi Sánchez, Perico Campos, Rafa Saco o Pepe Escalante. 

“Hace cuestión de un par de meses, con la incertidumbre tan grande que teníamos aquí en Córdoba, con el tema de si el capital de Baréin iba a continuar con el proyecto, hubo un lapsus de tiempo que no se sabía quien iba a ser el director deportivo o el entrenador”, explica el club a CORDÓPOLIS, subrayando que “al presidente (Miguel Claus) le surge esa idea de decir que se podía presentar un escenario en el que a lo mejor no había ningún equipo en Córdoba en categoría sénior, más allá de los existentes ahora mismo como el Ciudad Jardín o el Parque Cruz Conde, pero en categorías más bajas, y tiene la intención ese club de darle cabida a todos los chicos que terminan de juveniles, y que no encuentran acomodo en Tercera o en División de Honor", por lo que "vamos a iniciar un proyecto respaldado por nombres ilustres y con pasado cordobesista con la única idea de crecer y crecer”. 

“El propósito es llegar a esa sensibilidad de todos los cordobesistas que palpamos que hay cierto desapego, un poco desengaño, ese sentimiento por unos colores que cada vez están siendo más distantes”, añade la entidad. La ambición de un proyecto joven pero cargado de experiencia y que pretende ascender año a año para ver hasta dónde es capaz de llegar. Entre esos nombres ilustres está también el de Pepe Escalante, quien ha vuelto a ilusionarse con un proyecto al que liderará desde el banquillo. Pocos más idóneos que la personas que más veces ha defendido el escudo del Córdoba CF en casi 70 años de historia del club. Un Atlético Cordobés con un sueño en blanco y verde. 

Etiquetas
Publicado el
20 de agosto de 2021 - 05:45 h