Zequi, Jesulito y la temida ‘Gades Connection’

Jesulito y Zequi celebran un gol en Vista Alegre

Mientras se producen avances, no está de más continuar con el análisis de la pasada campaña. Sobre todo porque la temporada 2020-21 da mucho de sí en este apartado. Guarismos los hay de todo tipo, negativos los que menos y positivos, casi en exceso. Es la muestra del magnífico curso del equipo, que mira al futuro con el deseo de dar un paso al frente más y comenzar a convertirse en auténtica revelación. Para ello es realmente relevante la continuidad del bloque, lo que hasta ahora hace con alguna que otra salvedad el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Quienes sí continúan dentro de la plantilla son Zequi y Jesulito, dos hombres fundamentales en la permanencia de la escuadra califal en Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Dos jugadores que, por si fuera poco, conforman una dupla sensacional y temida.

Es la Gades Connection, o simplemente conexión Gades, como en su día ya se les denominara en CORDÓPOLIS. La relación es sencilla, ambos son gaditanos. Después ayuda el hecho de que los alas realizaran una valiosa aportación, a título individual y entre los dos, para la consecución del objetivo. De entrada, un dato sobresale de tal forma que apenas es necesaria una revisión profunda de las notas. Ezequiel Montero Zequi cerró la temporada 2020-21 como el segundo máximo goleador del equipo de Josan González. Anotó, nada más y nada menos, 16 tantos. Sólo le superó el pichichi indiscutible, un Alberto Saura que con 22 goles terminó en novena posición dentro de la tabla de principales artilleros -y que por momentos se situó entre los tres primeros-. Entre el ala y el pívot hicieron el 47,5 % del total de dianas del conjunto blanquiverde: esto es 38 de 80.

También en materia anotadora fue notable la participación de Jesús Antonio Solano Jesulito. Esta afirmación se comprueba fácilmente. Con sus nueve goles, el gaditano fue el tercer máximo anotador del Córdoba Patrimonio de la Humanidad a lo largo del pasado curso -con uno más, sólo, que Pablo del Moral-. La casi decena de tantos del ala cobra más importancia en colectivo si se suma a la del otro futbolista gaditano, y éste es precisamente Zequi. Porque entre los dos acumularon la friolera de 25 dianas. Es decir, aportaron el 31,25 % del total de un equipo que por momentos estuvo muy necesitado de ver puerta. No tanto porque no generara en ataque sino porque no daba con la portería rival en demasiadas ocasiones.

Sin duda, el apunte de goles es revelador de la importancia de la Gades Connection, que mantiene sin problemas el conjunto blanquiverde. Al menos, en apariencia. Como punto de partida, Jesulito contaba con contrato en vigor -igual que Alberto Saura y el joven Lucas Perin-. Por otro lado, Zequi contempló el crecimiento del equipo durante la segunda fase del campeonato y dio marcha atrás ante una oferta que tenía admitida desde tiempo atrás. El segundo máximo goleador del conjunto blanquiverde estuvo tan cerca del Viña Albali Valdepeñas, con un acuerdo casi sellado, que a unas semanas del final de la campaña se le daba como baja. Pero terminó convencido de que Vista Alegre debe ser su lugar, al menos durante una temporada más.

Y no deja de ser importante la decisión del gaditano, así como el trabajo del club para retenerle en la plantilla pues hay muchos otros factores por los que es clave para el equipo. Lo es él individualmente y lo es él junto con Jesulito. Otro dato que se observa a simple vista es que ambos fueron los jugadores con más titularidades en la campaña 2020-21. Bueno, con un matiz. Consiguieron ese registro sólo superados por Alfonso Prieto, que disputó de inicio 30 de los 34 encuentros de Primera. Por detrás se situó ya Zequi con hasta 22 partidos en quinteto de partida, mientras que el otro integrante de la Gades Connection cerró con 21 duelos desde el inicio. Los siguientes en la lista son ya Alberto Saura, con 19, y Pablo del Moral, con 15. Por cierto, otra buena noticia: la temporada venidera el Córdoba Patrimonio de la Humanidad les mantiene a todos en sus filas. Además, por culminar el repaso estadístico más sencillo, los dos alas fueron fijos en los esquemas de Josan González aun también desde el banquillo. No en vano, cada uno compitió hasta en 33 choques de la mejor liga del mundo. Razones dan para ser una dupla temida.

Etiquetas
Publicado el
25 de junio de 2021 - 05:20 h