Reestructurar para seguir creciendo

Jugadores del Córdoba Patrimonio durante un partido

0

Para seguir avanzando, a veces, es necesario tomar decisiones complicadas. Y más aún cuando el crecimiento es tan frenético. Una vez más, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad se ha visto obligado a asumir diversas directrices que, a buen seguro, han sido muy duras de afrontar para su cúpula directiva. Y eso que no es la primera vez que ocurre. Sin embargo, es difícil acostumbrarse a este tipo de actos. Eso sí, hay momentos en los que no hay más remedio. Apenas unos días después de consumar su permanencia un curso más en la Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala, el conjunto dirigido por José García Román se ha puesto manos a la obra para comenzar a planificar el nuevo proyecto de cara a la temporada 2021-22, en la que el propósito volverá a ser dar un paso adelante en cuanto a objetivos se refiere. 

Quizá ya solo lo de conseguir la permanencia empiece a quedar un poco pequeño, pues parece que ese es el rumbo elegido por el club, después de haber visto sus últimos movimientos de mercado. En este sentido, el Córdoba Futsal hizo oficiales las marchas de Manu Leal, Koseky y Cordero, tres futbolistas que quedarán para siempre en la historia del club, sobre todo el primero, capitán del equipo desde hace años y autor del primer gol de la entidad en la máxima categoría nacional. Pero la exigencia de la mejor liga del mundo pide un rendimiento cada vez mayor, por lo que hay veces que hay que virar el timón hacia zonas más lustrosas con el fin de no quedarte aún más tiempo en el vagón de cola, con el peligro que ello puede suponer. 

Sin embargo, la vinculación tan sentimental que ha tenido plantilla y afición durante estos últimos años, identidad imprescindible para explicar los éxitos conseguidos, hace que sea más complicada, y también polémica, la toma de estas decisiones. Sea cual sea el trasfondo, solo el tiempo dirá si es en la dirección correcta. Y el pasado ya ha dictado esa máxima favorable para el club en cada uno de los casos precedentes. 

Con todo, García Román trabajará igualmente para mantener la seña de identidad principal del Córdoba Patrimonio, que no es otra que la de estar sustentado por futbolistas de la provincia. Así sigue siendo en el caso del cuerpo técnico, además de otros tantos cordobeses que aún siguen en la plantilla, tales como Cristian Ramos, Jesús Rodríguez o Boyos, además de los canteranos Joaqui o Pedro. Buena parte de ellos, si no todos, continuarán muy posiblemente el próximo año, ya que, en mayor o menor medida, han contado con la confianza de Josan. Eso sí, tal y como aseguró el club en un comunicado, no disponen ya de contrato en vigor. Los únicos que sí lo tienen son Alberto Saura, Lucas Perin y Jesulito, otras tres piezas muy cotizadas en el mercado -sobre todo el primero- y para las que deberán hacer caja los clubes grandes si quieren pescar del Córdoba Patrimonio. 

En el resto de casos, que atañen tanto a los cordobeses mencionados como a otros futbolistas imprescindibles en la estructura como Pablo del Moral, Zequi, Ricardo o Shimizu, las negociaciones siguen en marcha. El gaditano es el que está más próximo a certificar su rúbrica, mientras que con el cierre murciano se trabaja en la extension de su cesión. Además, no son pocos los cordobeses con los que se mantiene contacto, ya sean de la LNFS o de ligas extranjeras, aunque en la mayor parte de los casos resultando casi inalcanzables a día de hoy, pues por ellos cotizan algunos de los mejores equipos del mundo. Entre otros candidatos a vestir la blanquiverde el próximo año están, además, el histórico Miguelín, que no continuará en ElPozo, así como el brasileño Álex Viana, cuyas operaciones también están muy avanzadas. 

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2021 - 05:30 h
stats