“¡Estamos con vosotros!”

Manifestación de cordobesistas en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

El cordobesismo ha levantado su voz y se ha reivindicado como el principal combustible para hacer andar la averiada maquinaria del club. La jornada en El Arcángel tuvo varios episodios. Los futbolistas del Córdoba recibieron un baño de cariño en su llegada a El Arcángel. Unas doscientas personas se colocaron, dos horas antes del inicio del partido ante el Villarrobledo, en la zona de las cocheras del estadio para esperar la llegada de la plantilla. No acudieron, como venía siendo norma, en autobús. Los jugadores iban en sus vehículos particulares, lo que provocó la identificación de algunos. No fue ninguna traba, porque todos bajaron las ventanillas y chocaron sus manos con los seguidores en una señal de comunión en tiempos difíciles.

El capitán, Javi Flores, llegó incluso a bajarse del coche para recibir abrazos por parte de los aficionados. Entre cánticos y ánimos, el canterano blanquiverde departió incluso con miembros de distintos colectivos peñistas y les agradeció de manera personal su respaldo ante las dificultades que está atravesando el club.

Los recuerdos a Jesús León fueron pocos, pero duros. Los típicos eslóganes sobre su gestión económica y su marcha de El Arcángel. Desde la puerta de cocheras, varios jugadores se acercaron al grupo y les pidieron ánimos durante el partido.

Tras el abrazo con los jugadores llegó el turno de la concentración en la puerta cero, convocada por la plataforma Córdoba Somos Nosotros y a la que se adhirieron otros colectivos y personalidades del fútbol y el deporte local. Estuvieron los componentes de la asociación Minoritarios en un lugar principal. También sobresalió la presencia de una leyenda del club, Pedro Campos, que se colocó en la primera fila y coreó algunas de las consignas que llamaban a construir un Córdoba distinto. El presidente del Córdoba Patrimonio de la Humanidad de fútbol sala, José García Román, también se dejó ver en la explanada de El Arenal solidarizándose con la lucha de un cordobesismo al que pertenece desde la cuna.

Etiquetas
stats