De Escalante a Jémez: los grandes ‘dueños’ del banquillo del Córdoba

Pepe Escalante, en un acto conmemorativo del 30-J | MADERO CUBERO

“Juncosa se interesó mucho por mí y en casa cuando vieron que era una persona seria, y siendo como éramos muy jovencitos -habla de sus compañeros- cuando vinimos a Córdoba, aceptaron”. De este modo explicó José Luis Navarro del Valle su fichaje por el conjunto blanquiverde en 1955. La mayor leyenda deportiva del club lo recordó en una entrevista N&B que concedió a CORDÓPOLIS en 2016. En una larga conversación, entre otros muchos temas, el madrileño habló también de algunos de los técnicos que estuvieron al frente del equipo cuando él lo dirigía desde el campo. El primero fue precisamente el mencionado. “Fue decisivo que Juncosa interviniera para venir al Córdoba”, rememoraba el de Aranjuez, tristemente fallecido en enero. Aquel preparador es precisamente uno de los que más partidos oficiales sumó en el cuadro califal. Aunque es un nombre esencial en la historia de la entidad otros le superan, y alguno sobremanera, en lo que podría denominarse la lista de los grandes dueños del banquillo de El Arcángel…

El gran protagonista en esta ocasión es un hombre de los que antaño se llamaban de club. Defendió los intereses del Córdoba como jugador y después como entrenador, un plano este último en el que aparece como el homólogo de José Luis Navarro pero en el banquillo. El madrileño es todavía hoy el futbolista que más duelos oficiales jugó con la elástica blanquiverde. Mientras, él se convirtió con los años en el preparador que más encuentros dirigió del equipo. Se trata de José Tomas Escalante, Pepe para el común de los aficionados. Sí, el de Ciudad Jardín estableció el récord en relación al mando en el vestuario califal. Un registro el suyo que parece muy difícil  que cualquier otro técnico pueda superar, al menos a corto plazo. Sobre todo con la intensa actividad de destitución a la que se acostumbra en El Arcángel, circunstancia que no dificulta la labor estadística de Álvaro Vega, compañero de @laligaennumeros.

Hasta 176 partidos disputó el Córdoba con Pepe Escalante al frente en la banda. Tal cifra la alcanzó en cómputo global de cuatro etapas muy distintas. Su inicio fue curioso pues tuvo que tomar las riendas del equipo de manera provisional el curso 1981-82 tras el cese de Cayetano Ré. Si bien aquella situación debía darse sólo para un duelo, al final dirigió al cuadro califal en tres por un hecho inesperado: Enrique Pérez Pachín firmó como nuevo entrenador pero duró en la ciudad apenas tres días. La temporada 1986-87 la arrancó y permaneció como dueño del banquillo siete jornadas. Así, sus dos períodos ciertamente como técnico se desarrollaron mucho después, entre 1998 y 2000 por un lado y de 2005 a 2007 por otro. En ambas ocasiones permitió a la afición celebrar ascensos a Segunda A. El primero fue el logrado en 1999 en Cartagena, tras más de tres lustros de presencia en Segunda B, y el segundo, el de Huesca en 2007.

La ventaja de Escalante sobre el segundo preparador con más encuentros al frente del Córdoba es clara. Porque con 139 se sitúa por detrás otro histórico, y éste sí estuvo al frente de José Luis Navarro. Se trata de Ignacio Eizaguirre, una leyenda también del  fútbol español. El donostiarra entrenó al conjunto blanquiverde la campaña 1964-65, la misma en que se alcanzó la mejor posición de todos los tiempos. El equipo terminó en quinta plaza en Primera y además selló un récord sólo igualado por el Pontevedra en esa misma década… Dos veces más ocupó el banquillo de un club en el que se hizo un hueco desde el césped, al igual que el propio Escalante, Rafael Alcaide Crespín. O Crispi para que se entienda mejor. Cuatro épocas distintas vivió también este último, la primera entre 1989 y 1991. El sevillano de Córdoba o cordobés de Sevilla llegó a 136 choques y sufrió una de las destituciones más extrañas jamás vistas: fue despedido en plena fase de ascenso a Segunda A. Padeció así el carácter impulsivo de Rafal Gómez, entonces presidente -fue la 1994-95 y el equipo fue campeón de grupo-.

Con seis partidos menos se ubica otro nombre destacado en la historia del Córdoba, según los datos compartidos por Álvaro Vega, de @laligaennumeros. Éste es Edvaldo Izidio Neto Vavá, que instruyó al equipo hasta en 130 encuentros también en más de una etapa. El brasileño fue, por cierto, el entrenador del cuadro califal cuando perdió el rol de Primera la temporada 1971-72. Precisamente por detrás se sitúa Pepe Juncosa, que acumuló 124 duelos oficiales como entrenador del conjunto blanquiverde. En su palmarés se cuentan, al igual que en el caso de Escalante, dos ascensos: el primero en la historia del club, de Tercera a Segunda en 1956, y el penúltimo a Primera allá en 1971. También supieron lo que es saltar de división los dos técnicos que le siguen en el Top Ten del banquillo. A Segunda B lo logró Iosu Ortuondo en 1985 y justo después de colgar las botas en El Arcángel. El de Ondarroa llegó a los 102 partidos al frente de la escuadra cordobesista.

A la élite llevó al equipo, por su parte, Roque Olsen. El argentino estaba al mando del Córdoba cuando ascendió por vez primera a la máxima categoría en 1962. Sí, también él dirigió a José Luis Navarro, con el que compartió antes batalla en el campo. Como dato curioso, fue el dueño del banquillo de El Arcángel más choques de los que se le contabilizan oficialmente. El motivo es que ejerció en la sombra mientras Luis García ponía la licencia la campaña 1959-60, un asunto éste por el que incluso la Federación Española de Fútbol llegó a tomar medidas. Alcanzó los 101 encuentros, nueve más que uno de los dos preparadores que accedieron a la lista de los diez con más duelos en el cuadro califal más recientemente. Fue Lucas Alcaraz quien, con dos campañas completas, se alzó a la octava posición con 92. Por detrás se encuentra a Paco Jémez con 82. El cordobés de Las Palmas se convirtió en 2012 en el último entrenador en dar el salto a nivel estadístico. Fue con un histórico play off a Primera de por medio. Ya con 67 cierra la enumeración el francés Marcel Domingo, con el que la entidad gozó de su única semifinal de Copa -entonces del Generalísimo- el curso 1966-67.

Etiquetas
stats