El Deportivo Córdoba, con la salvación a punto

.

El Cajasur Deportivo Córdoba FS recibía en Vista Alegre a un rival directo en uno de los choques más trascendentales de toda la temporada. El partido era vital para los intereses de ambos, ya que el CD San Juan Bosco sobrepasaba a las cordobesas por un punto en la tabla y una victoria local les hacía bajar un puesto en la clasificación. Pese a que el choque se puso de cara para las visitantes de inicio, el cuadro cajista supo recomponerse y darle la vuelta al resultado, para llevarse una victoria (5-2) clave que le acerca un poco más a la permanencia en el Grupo III de Segunda División Nacional. 

El partido comenzaba un poco loco, con un ritmo alto, que sorprendió a las locales, ya que a los 30 segundos se abría el marcador a favor de las visitantes, tras un robo en medio campo culminado con un tiro raso que batía a Noe. El conjunto cordobés intentaba entrar en el partido, aunque no conseguía hacer fluir su juego y el dominio era del Puertollano de forma clara. Además, la situación se puso aún más difícil cuando, en el minuto 13, un rechace tras tiro lejano de falta le quedaba muerto a una jugadora visitante, que convertía a placer el 0-2. Pablo García decidió arriesgar y empezó a jugar de cinco, algo que causó un efecto inmediato. De hecho, primero Celi se revolvía en el área para hacer el 1-2, mientras que en la siguiente jugada, el árbitro expulsaba a dos jugadoras del Puertollano. 

El Cajasur aprovechó de forma brillante la ventaja de efectivos, ya que, a falta de 1:32 para el descanso, un pase fuerte al segundo palo rebotaba en una jugadora visitante, colándose en propia puerta, y seguidamente Celi otra vez sentenciaba un pase de Neiva, poniendo a las suyas por delante al término del primer tiempo (3-2). Un desenlace de auténtica locura. 

Tras el paso por vestuarios, el Deportivo Córdoba continuó aprovechando la inercia positiva de la primera mitad. Paula amplió distancias con un potente disparo y, tras este gol, llegó el momento más polémico del duelo. La afición manchega debía hacer algo para frenar el ritmo cordobés. Y lo consiguió. El juego se pararía durante 25 minutos por ciertas incidencias de la grada visitante hacia el conjunto arbitral. Sin embargo, la interrupción no frenó el ímpetu local, llegando a batir una vez más a la guardameta del Puertollano, después de una nueva superioridad cordobesa (5-2). Tres puntos que dejan muy cerca la salvación, ya que la distancia con el descenso se queda a 9. 

Etiquetas
stats