Cuestión de números, propios y ajenos

Narváez, en el choque con el Huesca en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Ya no depende de sí mismo. Después de encadenar dos derrotas, su situación vuelve a ser más que comprometida. Tanto que se ve obligado, en principio, a completar un tramo final de campeonato casi impecable. Aun así, el Córdoba mantiene una elevada posibilidad de continuar en Segunda A. La derrota ante el Huesca afecta notablemente al conjunto blanquiverde, que bien hubiera podido dar un paso al frente en la lucha por la salvación. Sin embargo, el resto de resultados de la jornada permite que siga a una distancia estrecha respecto de su más inmediato objetivo. Son cuatro los puntos que separan al cuadro califal de un Almería que, por si fuera poco, todavía tiene que visitar El Arcángel. Además, son cinco equipos los que por delante luchan por escapar de un descenso que parece inevitable para el Barcelona B. Llegado el período último y decisivo de la temporada, la permanencia es cuestión de números, propios y ajenos.

El Córdoba perdió una oportunidad única para dar un salto adelante tras caer en León. Una derrota que tuvo una consecuencia secundaria no menos importante, que fue la pérdida del gol average respecto de la Cultural. Más dolorosa resultó si cabe la caída ante el Huesca, en un duelo que aparecía como uno de los tres que los de Sandoval habían de vencer sí o sí para alcanzar la soñada salvación. Ésta pasaba por ganar la triple cita que restaba en el coliseo ribereño, según las cuentas del técnico madrileño. El entrenador de Humanes, al igual que dentro del club y el vestuario, entendía, y aún lo hace, que con 48 puntos es suficiente para seguir una campaña más en Segunda A. De ahí la ecuación que el pasado viernes, antes del choque con el cuadro aragonés, el preparador califal hablara de ello.

Ahora a su plantilla le toca lograr una victoria lejos de casa, una tarea complicada a corto plazo. El Córdoba visita el próximo domingo al Rayo Vallecano, que compite por el ascenso. Un salto a Primera que puede encarrilar este lunes si consigue derrotar al Granada en el cierre de la jornada (21:00): de ganar obtiene una renta de cinco puntos sobre el Sporting. Lo cierto es que para el conjunto blanquiverde todo pasa ahora por sumar 48 a final de temporada. Ése es el objetivo primero, pero no el único ni tampoco el definitivo. Restan cuatro jornadas y con otros cinco rivales metidos de lleno en la pelea, los califales han de estar pendientes también -por mucho que su triunfo sea lo primordial realmente- de lo que hacen los demás. Sobre todo el Nàstic, el Almería y el Alcorcón, en un final de campeonato en el que los distintos gol average pueden jugar un papel trascendental.

De la lucha por la permanencia un nombre queda fuera sobre el papel. Éste es el del Barcelona B, que tras perder ante el Reus (0-1) suma 37 puntos y necesita un pleno de victorias para optar con mediana garantía a la continuidad en Segunda A. El filial azulgrana encara las últimas cuatro jornadas a seis puntos de la salvación y con un calendario más que complicado. La semana venidera visita a un Sporting que necesita apretar al Huesca y al Rayo y después recibe al Cádiz. En Albacete quizá su destino esté ya sellado, antes de despedir el curso ante el Zaragoza. No menos difícil lo va a tener el propio Córdoba, que sin embargo tiene la baza de medirse a un rival directo. Después de acudir a Vallecas, los blanquiverdes se enfrentan al Almería en El Arcángel, donde cierra el campeonato ante el Sporting tras pasar por Reus.

Nàstic, 43 puntos. El conjunto grana continúa en la pelea por la supervivencia en la categoría de plata. Encara la recta final de temporada después de dos derrotas consecutivas, en Lorca y ante el Osasuna, y cuatro jornadas sin vencer. Uno de doce es su balance actual. De repetirlo, el Córdoba ni siquiera necesitaría alcanzar los 48 puntos, pero es difícil que suceda. Los catalanes visitan al Sevilla Atlético la próxima semana, antes de recibir a la Cultural en otro duelo de vital importancia para todos los equipos que están metidos de lleno en la lucha por la permanencia. Son estos dos partidos en los que el cuadro tarraconense tiene puesta la mayor parte de sus opciones de salvación, pues el Huesca fuera y el Rayo en casa son sus últimos rivales. Dato significativo: le gana el average a los de Sandoval, por lo que la diferencia real es de cinco puntos.

Almería, 43 puntos. El cuadro rojiblanco vuelve a pugnar un curso más por no perder su rol de equipo de Segunda A. Y van ya… Los del Poniente andaluz son seguidos de cerca desde Córdoba, hecho motivado porque todavía han de visitar El Arcángel. Este duelo es esencial para el equipo de Sandoval, pero no menos para el almeriense, que antes debe recibir al Granada de Miguel Ángel Portugal. Una hipotética derrota ante los nazaríes provocaría un problema grave para los de Fran Fernández, que llegarían a orillas de Guadalquivir con la obligación, como mínimo, de no ceder una derrota. Porque además el gol average está en liza: en la ida se impuso el Almería por 1-0. Tras la contienda con los califales, ojo con la siguiente en el Juegos del Mediterráneo: el Alcorcón es el último adversario en pasar por allí. Como cierre, espera el Lugo.

Alcorcón, 44 puntos. El madrileño es el segundo equipo en peor forma de todos los que aún luchan por asegurar su permanencia. Quizá sea el indicado para fijar en el punto de mira del Córdoba. Acumula cinco jornadas sin vencer, con sólo tres puntos de esos quince en juego, y encara una recta final compleja. Visita al Huesca y recibe al Rayo en las dos próximas semanas, de forma que, si se cumplen los pronósticos, puede medirse al Almería en la penúltima fecha del campeonato, como foráneo, con los idénticos 44 puntos actuales. Cierra la temporada en casa ante el Reus. En este caso, el conjunto blanquiverde le gana la partida en la batalla particular: le gana el gol average particular, un dato a tener en cuenta.

Cultural, 44 puntos. En mejores condiciones parece partir el otro rival que suma 44 puntos. Éste es la Cultural, cuyo estado de forma, sin ser brillante, es muy diferente al de las otras escuadras mencionadas. En cuanto a su calendario, no es sencillo pero sí quizá menos duro que el de los demás. La próxima semana tiene opción de encarrilar su permanencia en el Reino de León ante el Lugo. Después, tiene una contienda aún más importante: visita al Nàstic de Tarragona. Según los resultados de la jornada que viene, este choque directo puede determinar el futuro de uno u otro adversario. Oviedo en casa y Numancia en Los Pajaritos son los dos últimos conjuntos a los que ha de enfrentarse el cuadro leonés. Aspecto en contra para el Córdoba, que los de Rubén de la Barrera le superan en el gol average particular. La distancia real esta vez es, por tanto, de seis puntos.

Albacete, 47 puntos. De todos los que todavía no tienen certificada su permanencia es el manchego, sin duda, el conjunto que parte en mayor ventaja. Su casillero actual invita a pensar que su salvación sea una realidad matemática antes del último duelo de Liga. En base a las cuentas de Sandoval, y que maneja el propio club, el Albacete está teóricamente fuera del alcance del Córdoba. Aun así, es conveniente incluirlo en la pugna por la supervivencia en Segunda A. Los de Enrique Martín visitan la semana próxima al Valladolid y después al Zaragoza. Tienen una doble salida compleja, tras la que tienen al Barcelona B como víctima propicia en el Carlos Belmonte. El curso lo terminan en Tenerife. El gol average, aunque en este caso tenga poco valor –al menos en principio-, lo tiene ganado el cuadro califal.

Etiquetas
stats