El cordobés Bebé, a octavos en el Mundial de Colombia

El cordobés Bebé, en una rueda de prensa con la selección nacional.
La selección española logra su tercera victoria consecutiva y se mete invicta en la siguiente fase | Kazajistán será el rival de los de José Venancio López

Una primera fase perfecta para la España del cordobés Rafael García Aguilera, más conocido como Bebé, con tres triunfos en los tres encuentros de la fase de grupos del Mundial de Colombia de Fútbol Sala. Un primer escalón superado de forma brillante y, además, con antecedentes de oro. De hecho, la última vez que España protagonizó algo así fue en el Mundial de Taiwán 2004, que fue el último en el que España se proclamó campeona.

Un 5-1 de inicio frente a Irán ponía una sobresaliente carta de presentación para España, la cual se completó con la remontada ante Azerbaiyán en el segundo envite (2-4), lo que demostró que esta plantilla también sabe sufrir. Finalmente, y con la clasificación en el bolsillo, un 4-3 contra Marruecos certificó el pase a la siguiente fase. El cordobés, que se ha convertido en una pieza vital del combinado nacional, fue uno de los más activos saliendo de titular en el segundo partido y protagonizando algunas de las jugadas decisivas para la selección española.

Un balance de trece goles a favor y seis en contra, con el que el combinado dirigido por José Venancio López logra la clasificación para octavos con la etiqueta de invicto. Allí le esperará Kazajistán que, a pesar de golear (10-0) en la última jornada a Islas Salomón, tuvo que conformarse con la segunda plaza de su grupo y le tocará enfrentarse a España. Aún así, los españoles tuvieron la incertidumbre por ver quién sería su rival hasta los últimos minutos. De hecho, todo indicaba que Argentina completaría el cruce en la siguiente fase, pues caía por dos goles mediada la segunda mitad en su último encuentro. Sin embargo, los albicelestes consiguieron empatar el choque y hacerse con la primera plaza de su grupo.

Después de ser campeón de Europa en Belgrado, ahora Bebé busca seguir poniendo su nombre en la historia del fútbol sala español. El objetivo no es otro que hacerse con la tercera estrella, esa que se resiste desde el año 2004 (la primera fue en Guatemala 2000). El primer desafío ya está superado. Ahora toca conquistar lo ya iniciado.

Etiquetas
stats