Los clubes de la LNFS, unidos ante la incertidumbre

Inicio de la pretemporada del Córdoba Patrimonio de la Humanidad | TONI BLANCO

La situación suma una vuelta más. Y parece que no será la última. Los clubes de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), entre los que se encuentra el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, ante la situación de incertidumbre generada por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), mantuvieron este lunes una reunión, con el fin de “apelar a la unión de los tres estamentos del fútbol sala: clubes, jugadores y entrenadores, para denunciar la actual situación y coincidieron en la necesidad urgente de contar con el protocolo sanitario para garantizar el regreso de la competición, tal y como ya lo tienen en otros deportes como el baloncesto y el balonmano, que ya han comenzado sus pretemporadas y están disputando encuentros amistosos”, argumenta dicha asociación en un comunicado.

En este sentido, cabe recordar que el cuadro blanquiverde se ha visto obligado a suspender todos sus encuentros amistosos al no existir un protocolo sanitario anti-Covid aprobado por la RFEF, organismo encargado de organizar la Primera y Segunda División. Además, el club está llevando a cabo sus entrenamientos bajo las directrices marcadas por la Junta de Andalucía y la Real Federación Andaluza de Fútbol, aunque ello impide la disputa de amistosos para no incurrir en diversas irresponsabilidades. Una situación que repercute igualmente en el Córdoba CF, pues los clubes de Segunda B se encuentran en situación similar, y la escuadra cordobesista tampoco tiene entre su planificación cercana ningún duelo amistoso, más allá de los que pueda jugar ante su filial.

De este modo, la LNFS, que no ha obtenido respuesta por parte de la RFEF, subraya que ha convocado esta reunión “como primera medida en defensa de los intereses de los clubes y mostrando su disposición para abanderar el regreso a la competición de una manera segura y con un protocolo que dé cobertura sanitaria a todos los profesionales involucrados”. En dicho encuentro, aclara el organismo, “los entrenadores y jugadores mostraron su preocupación por la indefinición existente y expresaron su deseo de empezar cuanto antes la competición, tras conocer los riesgos económicos a los que les puede abocar este parón y la indefinición que afecta directamente a la viabilidad de los clubes”.

La reunión, en un ejercicio de transparencia asociativa, contó con una amplia participación de los presentes y se llevó a cabo un intercambio de ideas donde primó el diálogo y el consenso entre todos los participantes que pudieron aportar su opinión y abogaron por elaborar un plan de actuación para demandar el regreso de la competición y las condiciones de las mismas.

Así las cosas, el escrito finaliza recordando que los clubes siguen esperando una respuesta del Consejo Superior de Deportes y del ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ante la solicitud de reunión para abordar tanto el arranque de la competición como el reconocimiento del fútbol sala como deporte profesional.

Etiquetas
stats