El círculo infinito, siempre abierto, del Navial

Ocho de los nueve internacionales del Navial en la Puerta del Puente | MADERO CUBERO

La pregunta es tan sencilla como compleja a la vez. ¿Qué es Navial? De entrada, con la respuesta en su modelo simplista, es un club referente en la natación tanto andaluza como nacional. Pero nada es tan fácil, ni tan poco en este caso. La entidad cordobesa es una gran familia, una escuela de valores, un motivo de satisfacción. La contestación más completa es ésta, y sin embargo no es la absoluta. Un cuarto de siglo después de su fundación, con deportistas de primer nivel y una cantera envidiable y admirada, el conjunto cordobés es un ejemplo a seguir. Uno de esos que en ocasiones ocupan, de manera injusta, un segundo plano en la vida diaria de una ciudad, de una región o de un país. Aunque eso no importa cuando las convicciones son inabarcables. El Navial es un círculo infinito, siempre abierto.

Quizá esa idea no sea entendida de buenas a primeras. No obstante, es claramente definitoria. El camino nunca termina para el Navial, que vive una temporada especial. Es la campaña de su 25 aniversario, que cumple oficialmente en julio del próximo año. Una efeméride que comienza a festejar el club con toda la gala, la de la presencia de sus integrantes. Directivos, entrenadores, deportistas y padres y madres son, como siempre, los protagonistas de un colectivo que es mucho más que un equipo. Así se pudo ver en la tarde noche del martes, en la que la entidad presentó sus intenciones y actos en conmemoración del cuarto de siglo que alcanza. Lo hizo en un acto sin alardes y marcada por las sensaciones. Porque las emociones son tan complejas como sencillas.

El salón de actos del Centro de Recepción de Visitantes, que quedó pequeño ante la numerosa asistencia, fue el escenario elegido para poner de alguna forma en marcha la celebración de su 25 aniversario. “Para quienes estuvieron y están dentro, el Navial es un refugio, un lugar al que volver siempre”, expresó el presentador del acto, que estuvo perfectamente acompañado. Ante él, un auditorio lleno de jóvenes valores, de niños y niñas sonrientes que disfrutan con el deporte. Pero, ¿qué es Navial? “Es algo más que mi familia, han hecho mucho por mí”, contestó Paula Camino. “Es alegría, mis mejores amigos son de natación”, respondió Alejandro Migueles. “Es felicidad y familia”, dijo, en consonancia con sus compañeros, Belén Domenech.

Mucho más que un club es Navial, como también apuntó su presidenta Celia García-Pantaleón. “Lo mejor que tiene este club son las personas que lo integran. También las instituciones, los patrocinadores y los medios de comunicación, que habéis creído en nosotros siempre”, aseguró en un momento de su intervención la dirigente, que estuvo rodeada de diversas autoridades y miembros de la entidad de ayer y de hoy, y los del mañana. Además, quiso abrir el conjunto a toda la ciudad. “Es tiempo para felicitarnos y agradecer, y tenemos que agradecer a Córdoba que nos haya acompañado”, señaló antes de destacar el “compromiso” del Navial con la capital. Algo que queda muy claro en su calendario de actos conmemorativos -que ya publicó en su día CORDÓPOLIS-.

Navial es, por tanto, un círculo infinito, tal y como lo refleja el logo del cuarto de siglo de la entidad. “Queríamos reflejar el compromiso, el esfuerzo, la vida, todo, y lo mejor era un círculo. Pero no cerrado, porque vais avanzando. Es un círculo abierto”, explicó la autora del diseño corporativo de la efeméride, Sira Agudo. El eslogan que lo acompaña es “25 años mojándonos contigo… Córdoba”. “Hay que mojarse en las cosas y vosotros os mojáis siempre con Córdoba”, precisó Agudo. Ante ella, y ante todo el auditorio, estaban ocho de los nueve internacionales con que contó el club a lo largo de su historia.

Ellos fueron también protagonistas. Los jóvenes Alejandro Ráez, Ricardo Rosales y Alejandro Migueles, Sergio Urbano, Paula Camino, Conchi Badillo y Belén Domenech. Todos se fotografiaron antes del acto, junto con los chavales que son el futuro del conjunto cordobés, en la Puerta del Puente. Una expresión más de la indestructible relación del Navial con la ciudad. Una realidad que va a tener mirada audiovisual a través de un documental cuyo tráiler se pudo observar en esta cita y va a ser público en redes desde este miércoles. Con el sello de Seven Eleven, los deportistas del club aparecen en bañador en lugares de Córdoba como el Museo Arqueológico, el Gran Teatro, los jardines del Alcázar de los Reyes Católicos, el Puente Romano o la Estación Central.

En el evento no pudo estar el noveno internacional, un Javier Zorzano que progresa como un cohete y que se encuentra en plena concentración con España. Por cierto, que por supuesto no faltó uno de los más grandes deportistas cordobeses de todos los tiempos. Es el Torpedo, Rafa Muñoz, el hombre del récord imbatible en 50 mariposa. “Tenéis que hacer lo que os gusta, divertíos y saber que no sólo van a salir cosas buenas. Hay que saber ganar y perder, no tirar la toalla nunca, tener humildad y compromiso. Son los valores que transmite este club”, aleccionó a los que en su niñez, adolescencia o juventud siguen sus pasos. ¿Qué es? Pues eso es el Navial.

https://www.youtube.com/watch?v=1cnqZUTLARk

Etiquetas
stats