Chus Herrero, otro recurso defensivo que llega a tiempo

Chus Herrero, durante una sesión de entrenamiento en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

Se acabaron las probaturas. La pretemporada para el Córdoba CF ha finalizado y a partir de este momento empieza lo verdaderamente importante. Enrique Martín, técnico blanquiverde, habló de la "exigencia" que ha implantado en su grupo de cara a cumplir con el objetivo del ascenso a Segunda División. Pese a que todavía faltan piezas por firmar en la parcela ofensiva, lo cierto es que el míster sí ha podido hacer diferentes ensayos óptimos dentro de la defensa, la línea que posee un mayor número de efectivos y a la que ha llegado a tiempo Chus Herrero.

El zaguero renovó su compromiso contractual con el club -por una campaña- el pasado 14 de julio a las puertas del inicio sobre el verde. El maño participó sin complicaciones contra el Salerm Cosmetics Puente Genil, el primer amistoso del verano, sumando 45 minutos. No obstante, su disposición en las posteriores citas se vio truncada, según comunicó la entidad, debido a molestias físicas propias de la vuelta al trabajo. Así pues, el veterano jugador quedó fuera de los partidos frente al CD Pozoblanco, Málaga CF, Al-Rayyan, Recreativo Granada y el de presentación ante el Rayo Vallecano.

Martín, al no poder contar con Herrero, ofreció minutos a Víctor Ruiz, Fidel Escobar, Fernando Román, Ángel Moreno y a los futbolistas del filial cordobesista Andoni Tello y Álex Machado. Mientras tanto, su labor en los entrenamientos quedó focalizada a realizar la activación junto a los compañeros para más tarde proseguir las jornadas con el recuperador Eugenio Gavilán. Esa dinámica, que pudo presenciarse en el arranque de agosto, poco a poco quedó atrás hasta observar un nivel competitivo parejo del zaragozano con respecto al resto del vestuario. Por ello, el preparador navarro le dio cabida ante el Sevilla Atlético -34 minutos- y también el pasado domingo -los 90 al completo- frente al Linares Deportivo a una semana para comenzar la Liga.

Herrero es uno de los tres profesionales que vivieron el descenso de la temporada 2018-19 -Miguel de las Cuevas y José Manuel Fernández son los otros-. Al Córdoba arribó en el mes de enero para revertir la sangría defensiva que condenaba al conjunto andaluz. Acumuló un total de 12 encuentros donde solo 2 concluyeron con victoria. De hecho, uno de ellos fue en su debut contra el CD Tenerife y materializando un gol (0-2). Sin embargo, su esperanzador comienzo quedó frenado por un leve esguince en el ligamento lateral izquierdo de su pierna izquierda, lesión que le ausentó prácticamente tres semanas. A su regreso, un nuevo problema físico -esta vez una rotura fibrilar de grado I-II del músculo semitendinoso- volvió a sacarlo del equipo.

Este año, con el desembarco de Martín, será uno de los hombres importantes de la retaguardia. Precisamente ya coincidieron en el Albacete Balompié a lo largo de la campaña 2017-18. Los malos números de José Manuel Aira en el banquillo manchego propiciaron el cambio cumplida la octava jornada. A partir de ese instante fue alineado en 30 compromisos ligueros -solo había jugado uno con Aira en Copa del Rey- teniendo peso y continuidad en el Carlos Belmonte. Ahora querrá quitarse el mal sabor de boca provocado por el desastroso curso anterior y devolver al Córdoba a la división perdida.

Etiquetas
stats