Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Córdoba CF
Contracrónica
La unión del Córdoba CF en el silencio

Minutos de angustia en El Arcángel

0

“De lo más duro que he podido ver en mi vida”, “no se me quita el susto del cuerpo” o “a mí me siguen temblando las piernas”. Son varios comentarios que se están viendo por Twitter en la actualidad y es que no es para menos. Lo que se ha vivido en El Arcángel es de ese tipo de situaciones indescriptibles, de las que, por mucho que lo intentes, no te van a salir palabras del cuerpo. Antes de suceder todo esto, el ambiente no era ni mucho menos halagüeño, con el panorama deportivo en entredicho y catalogado por la afición el partido ante el Racing de Ferrol como una final, aunque nadie sabía que una persona iba a jugar dicha final pero por su vida.

En primer lugar, corría el minuto siete cuando el Racing de Ferrol se adelantó en el marcador gracias a un tanto de Manzanara. A partir de ahí, el ambiente en El Arcángel se crispó, sabiendo de la importancia que tenía este partido, pero Willy Ledesma, al instante, devolvió el empate al marcador y la afición blanquiverde y el vestuario pareció nuevamente unido, como si esa mala racha de resultados no hubiera sucedido. Sin embargo, esa unión y este festejo pronto se transformó en silencio y desconcierto. Todos estaban mirando el esférico pero el foco rápidamente se puso única y exclusivamente en Dragisa Gudelj. El jugador blanquiverde se desvaneció en el suelo y los primeros en saber lo que sucedía eran Carlos Marín y el linier. Desde bien pronto ya se sabía que la situación era muy grave.

Silencio, silencio y más silencio. Cada persona que estaba en El Arcángel quería que el jugador se levantara y dijese de su propia voz que todo estaba bien, que no había pasado nada, pero ese mensaje no llegó. Conforme los minutos seguían pasando, el silencio se convirtió en angustia y, en cada movimiento que pudiese ser positivo, la afición blanquiverde respondía con una tronadora ovación. La hinchada cordobesista sabía que también estaba ayudando a que Dragisa Gudelj pudiera solventar una situación que era de vida o muerte. Los sanitarios y los profesionales de la sanidad saltaron al campo lo más rápido posible, y quién sabe, pero eso le podría haber salvado la vida.

Y es que en ese momento da igual si es futbolista, policía, bombero o periodista. Lo importante era salvar la vida de un ser humano que se había desvanecido en su propio césped ante su propia afición. Después de unos minutos donde la reanimación cardiopulmonar era la protagonista, los sanitarios pudieron levantar el cuerpo de Dragisa Gudelj para trasladarlo al hospital. De hecho y al recuperar la conciencia, el jugador no sabía qué había pasado, queriendo levantarse para seguir jugando. Tanto sus compañeros como los profesionales de la sanidad rápidamente le dijeron lo que había pasado, que el partido más importante lo estaba ganando.

Ahora bien, ¿qué pasará después de esto? No hay nada definitivo. El jugador se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Reina Sofía para realizarle una vigilancia estrecha, según el último mensaje del Córdoba CF a los medios de comunicación. Por tanto, el futuro a corto plazo en lo que respecta al apartado deportivo da igual en estos momentos. Lo importante había pasado y era que Dragisa Gudelj había ganado algo más importante que el partido ante el Racing de Ferrol. Duros momentos para una afición que ha sentido como uno de los suyos se iba sin poder hacer nada. La angustia del desconocimiento, aunque la alegría de saber que todo puede quedar en un susto. ¿“El peor momento que he pasado en El Arcángel”? Sin ninguna duda.

Etiquetas
stats