Más cerca, más lejos del Córdoba

Javi Flores, en un partido en El Arcángel

Tras las dos últimas salidas, la entidad parece en calma. Pero no es así en realidad, al continuar el trabajo en los despachos. La actividad es incesante, de hecho, desde que se produjera la ratificación de las principales figuras del proyecto. Y esto no es sólo del director deportivo, Juan Gutiérrez Juanito, y el técnico -ya del primer equipo-, Germán Crespo, sino además del consejo de administración. El hecho es que desde el anuncio de rescisión tanto de Manu Farrando como de Mario Ortiz las novedades esperan en El Arcángel. Quizá éstas no tarden en producirse y probablemente sean en sentido inverso, aunque no del todo, que hasta la fecha. No en vano, el Córdoba trabaja en la continuidad de más de un futbolista para la próxima temporada.

Unos están más cerca y otros se sitúan, aparentemente, más lejos del cuadro califal de cara a la campaña 2021-22, en que toca competir en Segunda RFEF. Favorable es en principio la situación con dos de los jugadores sobre los que había más interés de tiempo atrás, desde antes de finalizar el pasado curso. De entrada, el Córdoba ultima un acuerdo de renovación con Javi Flores. Tanto es así que ABC Córdoba informó en su edición digital del jueves que ya está cerrada la operación. El caso del canterano no deja de ser curioso pues contaba con un año más contrato -esto es hasta 2022-. Pero el descenso de categoría provocó que la entidad pusiera en cuestión esa vinculación. Como argumento principal, que el documento que ligaba a las dos partes, firmado en verano de 2019, no contemplaba una caída a cuarta categoría.

Dadas las circunstancias, se hacía necesaria una renegociación del contrato, lo que se llevó, visto lo visto, con celeridad. No en vano, todo hace indicar que la continuidad de Javi Flores en el cuadro califal ha de cobrar oficialidad si no este viernes, en próximas fechas. Según ABC Córdoba, la relación va a continuar hasta 2023, es decir, por dos temporadas más. Claro está, se produce el encuentro entre el club y el jugador por la voluntad del segundo de seguir, ya que el Córdoba estableció una regla fundamental: los futbolistas deben asumir rebajas en sus salarios ante la reducción presupuestaria generada por la pérdida de división. Pero no es el único anuncio en este sentido que aguarda el entorno, ya que en teoría está próximo también el referido al joven Luismi Redondo. Acerca del cacereño, ‘La Jugada de Córdoba’, de Canal Sur, y El Día de Córdoba precisaron que el entendimiento había fructificado en dos curos más como blanquiverde para el joven atacante.

Luismi Redondo fue una de las gratas sorpresas, aunque no sorprendió su nivel pues era de sobra conocido en el momento de su fichaje en verano de 2020, de la pasada campaña. Más bien podría hablarse de una de las pocas luces entre las sombras que se dieron a lo largo del campeonato. El caso es que el jugador de Plasencia terminaba contrato, que tenía con el segundo equipo por cierto, pero el club gozaba de opción de renovación automática. Al final el acuerdo es distinto y se va a dar hasta 2023, al igual que con Javi Flores. La oficialidad en el caso del extremeño se aguardaba ya desde el miércoles, pero todavía se hace de rogar. Sea como fuere, en el momento en que las dos prolongaciones contractuales sean sendos hechos, el Córdoba ya habrá iniciado la verdadera tarea de confección del plantel. A todo esto, el atacante pasaría a formar parte del primer equipo.

Por el contrario, más complicada parece la situación de otros dos futbolistas. Al menos en principio. Ambos tienen contrato pero se encuentran en un escenario similar al de Javi Flores. Son Edu Frías y Willy Ledesma, a las que el club entendía sin vínculo por el descenso a Segunda RFEF. Por ahora lo único que se sabe es que los agentes de uno y otro están en contacto con la entidad para buscar soluciones. Sobre el delantero apuntó El Día de Córdoba el jueves que existen, en efecto conversaciones, pero existe un escollo importante: el alto salario del extremeño. Sus emolumentos son inasumibles en cuarta categoría y habría de producirse una rebaja sustancial, como debería ocurrir también, aunque quizá en menor medida, con el guardameta. Bueno, y con cualquiera que desee continuar.

Más allá de estos cuatro futbolistas, otros cinco siguen pendientes de su futuro aun con contrato en vigor -de los nueve que restan en el primer equipo, en que hasta ahora no se cuenta a Luismi Redondo-. Son Bernardo Cruz, Alberto Espeso Djak Traoré, Nahuel Arroyo y Samu Delgado. Todos excepto el cordobés y el gerundense, que lo tienen hasta 2023, tienen vinculación por un curso más. Lo cierto es que de todos ellos el principal interés está precisamente en últimos dos mencionados y probablemente en el conquense. En cualquier caso, la revisión de los acuerdos parece requisito esencial en la corta plantilla casi al completo. La excepción la puede marcar el central, ya que según el digital Cordobadeporte, su documento de relación se hizo con consideración de un triple escenario.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
25 de junio de 2021 - 05:45 h