El Bball mantiene el ritmo y supera al Enrique Soler

Jesús Gama lanza a canasta en un encuentro del Bball. | COMUNICACIÓN BBALL
El conjunto cordobés, que afrontaba el duelo con nueve jugadores, logra su sexta victoria consecutiva en Melilla (66-79)

Continúa con paso firme en un camino que cada vez resulta más complicado. Cierto es que todavía tiene opción de entrar en el play off de ascenso a LEB Plata, pero no lo es menos que la consecución de dicho éxito es realmente complicada. Todo a pesar de que mantiene una gran dinámica de juego y resultados. El Bball logró este sábado su sexta victoria consecutiva. Lo hizo en la cancha de un rival directo en esa pugna por ser partícipe de las eliminatorias por el salto de categoría, el Enrique Soler de Melilla, que dominó con claridad el primer cuarto, pero no fue capaz de hacerlo en los tres siguientes. El conjunto cordobés, que se impuso al cuadro norteafricano por 66-79, tiene ahora que ganar los dos últimos encuentros y esperar a que el Covirán Granada pierda los suyos.

Sea como fuere, el triunfo obtenido en Melilla es de aquellos que se pueden llamar de prestigio, sobre todo por las circunstancias en que llegó al choque. Las bajas hicieron que el Bball se enfrentara al Enrique Soler con sólo nueve jugadores. Sin embargo, lo que parecía ser un contratiempo importante no pasó factura al conjunto dirigido por Junior, que supo en todo momento mantener la intensidad necesaria para llevarse el partido. Y eso que también hubo de competir con el gran ambiente que existió en el pabellón Guillermo García Pezzi. Los cordobeses comenzaron de manera titubeante el choque, de forma que el Enrique Soler consiguió establecer un primer parcial de 13-0. Con todo, el Bball supo sobreponerse al final del primer cuarto y redujo la diferencia hasta los ocho puntos (26-18). Quedaba mucho camino por delante, un camino que iniciaron los visitantes en el segundo cuarto. Entonces, antes del descanso, el trabajo en defensa de los cordobeses fue mucho mejor y marcaron un 11-22 que sirvió para poner rumbo a vestuarios con un 37-40 a favor.

El guión tuvo un nuevo giro en el tercer cuarto, aunque no determinó un drama para el Bball. Estos diez minutos terminaron con otra renta favorable parcial del Enrique Soler, que sin embargo no tuvo efecto en el tanteador global. Los melillenses se impusieron por 17-15 en un tiempo muy equilibrado y que hacía que se llegara al último cuarto con todo por decidir (54-55). Los de Junior no concedieron apenas opciones de triunfo al cuadro melillense, toda vez que acertaron en el disparo y otra vez actuaron bien en labores defensivas, lo que poco a poco significó que la distancia en el marcador fuera mayor. Así hasta alcanzar el definitivo 66-79, con el que los cordobeses lograron una victoria de mucho mérito.

Etiquetas
stats