El tenis cordobés vuelve a lo grande

.

La nueva normalidad va afectando también a las categorías base. En este sentido, el Centro de Tecnificación de Tenis Blas Infante de Sevilla acogió este fin de semana la prueba de Circuito Warriors Tour, donde se dieron cita raquetas nacionales de categorías benjamín, alevín e infantil. Y entre ellas, la participación cordobesa fue muy destacada.

En efecto, dos deportistas califales lograron alcanzar sus respectivos subcampeonatos. Por un lado, Alejandro López se erigió como una de las figuras más destacadas en infantil masculino. En su andadura dejó por el camino a Marco Medina, al que superó por 6-0 en la primera manga, mientras que en la segunda se retiró su rival cuando el pozoalbense iba 2-0. A continuación se deshizo de su paisano José Manuel Córdoba (7-6 y 8-1) y de Nicolás Mayoral (6-4, 2-6 y 6-3), plantándose con mucho rédito en la final. Sin embargo, ahí no pudo vencer al malagueño Miguel Ángel Machado (6-0 y 6-1), firmando un meritorio segundo puesto.

Una medalla de plata que también firmó otra tenista de Pozoblanco. Candela Yécora venció de forma consecutiva a Aitana Naranjo (doble 6-0), a la también cordobesa Irene Fernández (6-1 y 6-3) y a Laura Tinoco (6-4 y 6-1). Sin embargo, como ya ocurriera en la categoría masculina, en la final cedió ante la extremeña Claudia Contreras, que se adjudicó el torneo por 6-3 y 6-1. Finalmente, la última cordobesa en liza fue Lucía Yécora, que cayó también en cuartos de final de categoría infantil.

Etiquetas
stats