Base

Córdoba, orgullo sin premio

Juan Moyano, en un tiempo muerto con la selección de Córdoba | FAB

La selección cordobesa de baloncesto cadete terminó situada en la séptima posición del Campeonato de Andalucía, celebrado durante el pasado fin de semana en Andújar. El equipo provincial dio la cara durante la fase de grupos, pero se quedó en la última posición tras perder sus tres partidos ante Huelva -a la postre sorprendente campeón-, Sevilla -una de las favoritas- y Cádiz. La generación de 2001, que logró para Córdoba el último título autonómico masculino en minis en 2012, notó el efecto que viene siendo tradicional en el baloncesto formativo cordobés. Jugadores que formaron parte de aquella selección campeona estaban ahora en filas contrarias, como los casos de Marcos García (jugador del Betis Energía Plus, con Sevilla) o de los jugadores del Unicaja Lucas Muñoz y Roberto Merino, en la formación de Málaga. A estos se unen otros emigrantes como Fernando Gracia (Betis) o Julio Cerezo, que fichó este verano por el UCAM Murcia.

Sin duda, los jugadores de Juan Moyano Luque eran conscientes del enorme nivel al que deberían enfrentarse en el torneo autonómico. Dos derrotas consecutivas en la fase de clasificación ante Huelva y Cádiz les condenaron a disputar el encuentro por el séptimo y octavo puesto. Fue entonces cuando los califales reactivaron sensaciones y pudieron despedirse con la cabeza bien alta, tras vencer de forma clara a Almería (76-64) en la jornada matinal del domingo.

La selección provincial cordobesa estuvo formada por Andrés López Pérez, Antonio A. Bioque Romero, Antonio F. Jurado Franco y Bader Hatím Mostaqui (A. Guadalquivir), Juan M. Gómez Álvarez, Ismael Tamba Villén (Bball), Mario Serrano Parejas, Javier Osuna Titos, Gonzalo Bolaños Campos y Francisco J. Martín Santaella (CV Carmen), Luis Rodríguez Domínguez y Rafael Sánchez Sánchez (CP Peñarroya).

Por su parte, los cordobeses que defendían la elástica malacitana cayeron contra todo pronóstico en su debut frente a Jaén (69-66). La exigencia era máxima para la favorita del campeonato, y ello les pasó factura. Aún así, también conseguirían darle la vuelta al mal inicio en el resto de encuentros, aunque la lucha por el oro ya se antojaba imposible. Sevilla, donde también había presencia cordobesa, y Málaga se disputaron la pelea con el tercer y cuarto puesto, que acabó con triunfo costasoleño por un claro 80-55. Huelva y Granada fueron los sorprendentes finalistas del campeonato cadete, proclamándose fcampeones los onubenses en un intenso partido, que se resolvió finalmente por 78-72 tras una prórroga.

Etiquetas
stats