Paso histórico del balonmano cordobés: dos equipos en Plata femenina

Lance de un encuentro del Deza CBM

El balonmano femenino vuelve a resurgir en la capital a pesar de no tener representación en la máxima categoría. El gran final de temporada por parte del Adesal no le permitió conseguir la permanencia en la Liga Guerreras Iberdrola debido a un nivel irregular durante la primera fase de la campaña regular. Aun así, las chicas dirigidas por Rafa Moreno intentarán volver a dicha división en el próximo curso, aunque tendrán una dura rivalidad en División de Honor Plata. La segunda categoría de este deporte en el ámbito femenino incluirá una ardua competencia debido a la reestructuración propuesta por la Real Federación Española de Balonmano merced a la llegada de la Covid-19 durante el pasado año. Aun así, la entidad de La Fuensanta podrá medirse de tú a tú ante otro equipo cordobés que consiguió el ascenso desde Primera Nacional Femenina tras un play off donde fue muy superior al resto de sus competidores, logrando finalmente la promoción a la categoría de plata.

Y es que el Deza CBM jugará la próxima temporada en División de Honor Plata tras una campaña casi perfecta en líneas generales. La sección femenina del Cajasur CBM ha conseguido ascender a la segunda máxima categoría de este deporte en su segundo año de historia, imponiéndose en el partido final de la promoción al Torrevieja por 14-12, certificando así su salto de división. De hecho, el cuadro granate ya sorprendió a lo largo del curso regular, consiguiendo levantar el título de campeón del grupo andaluz de Primera Nacional después de superar al BM Solúcar en la final disputada en tierras sevillanas por 15-22. Además, la entidad cordobesa se enfrentaba, por aquel entonces, ante un equipo que era el máximo favorito, pero las ganas y el trabajo hicieron que las cordobesas se alzasen con este galardón que les permitía organizar un play off final que les llevó a Plata junto un Adesal que volverá a esta categoría después de descender cruelmente en la última jornada de la segunda fase.

Las chicas dirigidas por Rafa Moreno pagaron caro una mala primera parte de la temporada donde tan solo consiguieron cuatro puntos en los 14 partidos disputados. Este déficit fue clave para una segunda fase que, a pesar de terminar encadenando tres partidos sin conocer la derrota, acabaron descendiendo a División de Honor Plata con los mismos puntos que un Club Balonmano Morvedre que tenía el gol average ganado desde la primera fase. Sin embargo, el club de La Fuensanta se está preparando para volver lo más rápido posible a la máxima categoría del balonmano femenino. Para ello, el cuadro cordobés tendrá que retornar a la división de plata tras un paso breve por la Liga Guerreras Iberdrola y deberá competir contra equipos que también están capacitados para conseguir esta gesta, entre ellos un Deza CBM que no le pesará su falta de experiencia y será un duro rival en una temporada apasionante para el balonmano femenino cordobés. Resurge este deporte en Córdoba.

Etiquetas
Publicado el
10 de junio de 2021 - 05:10 h
stats