Los apuntes del Cajasur CBM para la fase de ascenso a Sacyr Asobal

Requena, en un partido del Cajasur CBM en Fátima.

Recién terminada la primera, ya piensa en la segunda fase. Aunque para su comienzo todavía resta una quincena. Pese a ello, el Cajasur Córdoba Balonmano (CBM) mira con deseo -y sin dejar de trabajar- al nuevo tramo de División de Honor Plata. Sobre todo porque está en el mejor de los escenarios. Como es conocido, tiene asegurada la presencia en la categoría la próxima temporada y ahora aspira al ascenso, nada más y nada menos, a Sacyr Asobal. Un reto complejo pero para el que parte en condiciones positivas. O como mínimo, sin sufrir desventaja respecto de la mayoría de los rivales. En cualquier caso, de cara al nuevo desafío de los granates se hace necesaria una revisión al detalle del formato competitivo, situación actual dentro del mismo y clubes que van a ser adversarios en una más que interesante pugna -por las circunstancias en que va a arrancar-.

De entrada, el Cajasur CBM obtiene un puesto en la fase de ascenso al situarse entre los cinco mejores del Grupo B. También el quinteto principal en la tabla del A es el que acude a esta promoción a modo de nueva liga dentro de la División de Honor Plata. El simple hecho de estar en esta nueva competición garantiza, en efecto, una temporada más en la segunda división del balonmano español a la entidad presidida por Miguel Pardo. La permanencia la van a tener que luchar los cinco peores -en la clasificación- de ambos grupos. Por tanto, son diez los equipos que entran en liza para conseguir un hueco en Sacyr Asobal la próxima campaña. El salto de categoría no es sencillo, eso sí, pues sólo existen dos puestos en la élite para la 2021-22.

Pero, ¿cuál es entonces el formato de competición? Aunque a principios de curso se hiciera factible la confusión entre los aficionados, es realmente sencillo. Cinco equipos de un grupo y cinco del otro se reúnen en una liga de diez. Si bien, y esto es básico a la hora de entender lo que viene, los enfrentamientos son con los rivales inéditos hasta la fecha. Esto es: el Cajasur CBM, como ejemplo propio, va a disputar partidos, a ida y vuelta también, ante los conjuntos clasificados del Grupo A y no ante los del B. Por tanto, y una vez configurada la liga de promoción -como se le puede denominar-, los granates deben verse las caras con el Barça B, el UBU San Pablo Burgos, el Acanor Novás Valinox, el Ibiza Handbol Eivissa y el Horneo Sporting Alicante.

La segunda fase, por cierto, tiene previsto su comienzo para el 21 de marzo y su final, con los ascensos en juego -si no están ya dilucidados-, para el 30 de mayo. En todo caso, son diez los encuentros que ha de jugar el Cajasur CBM. Al igual que sucede a sus nueve oponentes en esta carrera. Por recordar, del Grupo B acceden también a la promoción el Bathco Torrelavega, el Iberoquinoa Antequera, el Vestas Alarcos Ciudad Real y el Alcobendas. De regreso al formato de competición, en este tramo cuentan los números hechos durante el primero pero ante los rivales directos. Respecto de la escuadra dirigida por Jesús Escribano, esto es ante los equipos recién mencionados. Y en este punto surge la clasificación inicial, en la que el cuadro cordobés se halla en séptima posición pero sólo a dos puntos de la segunda plaza que otorga lugar en la élite. Los granates acumulan siete por nueve del Acanor Novás Valinox, del Grupo A.

Aunque la diferencia con la segunda posición de ascenso es verdaderamente de tres puntos. ¿Cuál es la razón? También es fácil este aspecto. Se arrastran igualmente los guarismos de goles: a favor, en contra y diferencia entre ambos. En este sentido, los de Jesús Escribano están en desventaja con el Acanor Novás Valinox. Mientras que el cuadro granate llega con un -7, el gallego lo hace con un +8. A todo esto, la tabla la lidera el Bathco Torrelavega con 11 puntos, que son los mismos que registra el Barça B. La presencia del filial azulgrana es importante, puesto que, como es lógico, no tiene opción de ascender. Con nueve se encuentra también el Iberoquinoa Antequera y con ocho, el San Pablo Burgos. Como puede verse, cada detalle es importante en la fase dispuesta en el horizonte, incluido el gol average. Ahí, por desgracia, el Cajasur CBM pierde al tener ganado sólo, de los cuatro ya decididos, el correspondiente a sus dos choques con el Vestas Alarcos Ciudad Real. Por concluir, por cierto, el calendario no se va a saber definitivamente hasta después del fin de semana pues depende de las posiciones en subgrupos y el Bathco Torrelavega y el propio Vestas Alarcos Ciudad Real tienen que disputar un encuentro aplazado el sábado -día 6 de marzo-.

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2021 - 05:10 h