Reacción sin premio para el Dobuss

Lance de un encuentro del Dobuss en el Colegio Cervantes.

Un rumbo fijado y con la intención de seguir prolongando su escalada. En busca del salto de efecto que produzcan los fichajes -pese a que la última no pudiera ser de la partida aún por la falta de un trámite administrativo- para dar caza lo antes posible al Alhaurín de la Torre, el adversario a batir del grupo en la N1. O al menos, evitar que éste no se distancie más. Así partió de inició el Dobuss Córdoba Basket ante el segundo equipo del Estepona, al que ya superó en la primera vuelta. Eso sí, parece que las malagueñas aprendieron bien la lección con respecto a aquel día, pues su juego (sobre todo en ataque) iba distar mucho del que pudo verse en la ida. Con todo, la obligación dictaba la necesidad de un triunfo. 

La igualdad fue la nota presente durante los primeros compases del encuentro, costándole a ambos equipos entrar en el ritmo de partido, que por entonces avanzaba de manera paulatina. Así, la situación arrojó un intercambio de canastas, con notable presencia productiva desde el poste bajo. Ahí fue Marta Martínez la que protagonizó la mayor efectividad en las cordobesas, haciéndose fuerte en el rebote y asociándose magníficamente con María Castro, que evidenciaba una y otra vez su excelente mano desde la media distancia.

Sin embargo, esa buena sintonía inicial se fue traduciendo a su vez en una corriente de pérdidas innecesarias. La presión visitante incentivó una sucesiva falta de determinación en las decisiones lo que, auspiciado por un tramo de desconexión local, deparó en que el primer cuarto se resolviera con ventaja malagueña por 18-23, merced a un parcial de 0-8 en los últimos dos minutos.

Las imprecisiones continuaron, ahora por parte de ambos, y el juego entró en una fase muy espesa. Sin fluidez en las transiciones y sin un ritmo continuo en la circulación de balón. Casi todo se resolvía a base de segundas jugadas, siendo mejor el Dobuss en el rebote, y con muchas faltas, de las que sacó un excelente partido el cuadro malacitano, que no cesaba de lograr sacar acciones de 2+1. Excesivo castigo en el uno contra uno, donde destacaron Lucía Cazorla y María Vera en velocidad, al tiempo que Sadio Sarr sobresalía en la pintura. Por su parte, el Dobuss no lograba encontrar un caudal ofensivo más allá de Castro y Martínez. Y las pérdidas seguían produciéndose, lo que dejó el resultado al descanso en un 35-45, la máxima del partido hasta le momento. 

Con los fallos aprendidos, la pausa sentó mejor al conjunto de Miguel Ángel Luque, que supo rearmarse en defensa y encontrar transiciones más serenas. Además, al mencionado acierto de Marta Martínez, de largo la mejor del Dobuss, se sumó Zsófia Licskai, que supo leer los problemas de faltas de Sarr, consiguiendo acumular varias internadas consecutivas. Así, las cordobesas lograban recortar distancias gracias a su primer parcial ganado del partido (53-59). 

Esa inercia positiva se mantuvo también en el último periodo, llegándose a colocar incluso el Dobuss a uno a falta de siete minutos. La menor distancia desde los primeros diez del choque. En apenas tres puntos se situó la desventaja durante todo el tramo final del duelo, aunque ahí supo contener bien el Estepona la reacción del Dobuss. Un esfuerzo que queda sin premio para la entidad califa, que no llegó a resurgir finalmente tras un irregular primer tiempo (73-76). 

Etiquetas
Publicado el
21 de febrero de 2021 - 14:26 h
stats