Un agrio estreno goleador para Del Moral

Córdoba - Yeclano (1-2) en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Una única alegría en una amarga tarde en clave blanquiverde. El Córdoba cosechó su primera derrota liguera (la segunda consecutiva si se suma la de la Copa del Rey ante la Real Sociedad) al caer ante el Yeclano (1-2), penúltimo clasificado del subgrupo B, en un encuentro que dominó de primeras, pero en el que se fue deshaciendo con el paso de los minutos. Apenas hubo sensación de asedio ofensivo real por parte de los cordobesistas más allá de la primera media hora de partido. El resto fue una inercia que supo gestionar mejor el cuadro levantino, y en la que la desesperación obró siempre en contra de los de Alfaro. En esas, puede decirse que tan solo un futbolista califa se marchó del césped con una sensación agridulce. Ese no es otro que Alberto del Moral, que consiguió estrenarse como goleador cordobesista.

El joven centrocampista se ha erigido como una pieza imprescindible del Córdoba el presente curso. Ha sido de la mano del técnico maño cuando se ha asentado de manera definitiva en el once. Eso sí, su influencia ya estuvo presente a los mandos de Sabas. En efecto, fue en el duelo ante el Lorca Deportiva de la primera jornada del campeonato cuando dispuso de sus primeros minutos, mientras que una semana después contó ya con su primera titularidad, concretamente ante el conjunto murciano, el mismo con el que este domingo logró firmar su primer tanto en Segunda B.

En una especie de reminiscencia del choque de ida, el Córdoba salió en tromba a tratar de sorprender a su adversario en los primeros compases. Y lo cierto es que sacó partido. Apenas habían transcurrido un par de minutos cuando los blanquiverdes ya dispusieron de su segundo saque de esquina consecutivo. Miguel de las Cuevas, tras un peligroso aviso en busca del gol olímpico, volvió a digerir el esférico al área, y en esta ocasión la jugada acabó en el palo largo de la meta defendida por Gianni, donde, entre multitud de piernas de propios y extraños, apareció la bota de Del Moral para inaugurar el casillero para los suyos. Extasis puro para el centrocampista de Villacañas que, a sus 20 años y pese a tener aún ficha del filial, ya es jugador de pleno derecho de la primera plantilla. Su rendimiento así lo atestigua.

De sus pies brotó esa chispa que, por unos instantes, permitió a toda afición creer en alcanzar por fin el liderato. No obstante, como ya es sabido, la historia no acabó así. El transcurso del partido fue volteando completamente las sensaciones, hasta el punto de que el Yeclano, aprovechando dos errores defensivos del Córdoba, consiguió darle la vuelta al marcador. Y lo curioso es que, al igual que el del futbolista califa, ambos llegaron en sendos centros al área de Becerra.

Con todo, es innegable que Alberto del Moral se ha convertido en una de las grandes sensaciones del equipo en lo que va de curso. El bisoño jugador es, junto a Mario Ortiz, el único que ha jugado siempre de inicio con Pablo Alfaro. Pieza intocable. Sin alardes. Sin brillo sobre césped. Un trabajador puro y un seguro en la consistencia. No hace (casi) nada que llegue a levantar a los aficionados de sus sillones (cosas de la pandemia), pues su tarea es buscar siempre el pase más seguro. La opción correcta. Y ahí hay pocos de su nivel. Hasta el momento, son 677 minutos los que acumula en nueve partidos. Una hoja de ruta para crecer, pese a haber tenido que protagonizar una agrio estreno goleador.

Etiquetas
Publicado el
25 de enero de 2021 - 07:20 h
stats