El Adesal Córdoba no quiere marcharse sin pelear

Lance de un partido del Adesal en esta temporada | TONI BLANCO
El equipo de La Fuensanta ofrece una digna imagen en su visita al Guardés, que tuvo más complicación que los ocho goles del marcador (30-22)

Perder contra el Guardés resulta lógico para cualquier equipo de la División de Honor. Por presupuesto y potencial, el representativo gallego es un grande que siempre es capaz de sacar mil y un recursos durante un partido. Y ante eso tuvo que jugar el Adesal, contra un todo.

Sin embargo, a la escuadra fuensantina no se le puede discutir que se reencontró con el nivel de las últimas semanas y que en el partido del Aula olvidó por culpa de lo que supone tener sobre sí la espada del descenso. Pero, una vez superado ese trance, el Adesal que se vio en A Guarda fue competitivo, duro, intenso y sólo le faltó tener algo más de puntería. De hecho, los ocho goles con los que acabó el partido de desventaja no se ajustaron con la realidad de lo visto sobre la pista.

Porque el Adesal comenzó fuerte, sobrio y discutiendo el partido a las locales, hasta el punto que las distancias no pasaron de los dos goles hasta el minuto 20. Sin embargo, el Adesal llegó condicionado a ese momento del partido. Yacaira Tejeda tuvo dos exclusiones, sinónimo de que la pareja arbitral (San Pedro y Miranda) no le quiso dar opciones. Porque, en función al área que fuera, el criterio tenía un signo u otro. Además, el Guardés tenía más y eso era jugar contra un todo. Así, su mayor fondo de armario le permitió escaparse en el marcador en tiempo de descanso con cinco goles de ventaja.

El decorado de la segunda parte fue muy parecido. El Guardés tenía ya el control del partido, pero el Adesal siguió con su orgullo a la hora de evitar que la sangría goleadora fuera mayor. Es decir, un resultado decoroso con el fin de cargar pilas para el siguiente partido ante el Costa. Ahí, luchará por no ser el último y tener la opción de alguna repesca administrativa. Porque eso, como lo que hizo el Adesal en A Guarda, también es competir. Y así podría de nuevo medirse con un grande que tiene de todo.

FICHA TÉCNICA

GUARDÉS, 30: Rodríguez; Cerqueira (3), Barrios (1), Machado (3), Arima (3), Morais (7) y Espiñeira (2) -siete inicial-, Maestro; Doiro (5), Benzal, Egozkue, Teresa (1), Inés Hernández, Liliana y Guialo (5),

ADESAL, 22: Meriem Ezbida; Alba Sánchez (3), Yacaira Tejeda (2), Masha Boklashchuk (1), Lulú Dascalu (5), Amit Izak (3) y Carlota Rubio (7) –siete inicial-, Mar Sobrino (p), Arantxa Hernández y Azahara Barea (1).

ÁRBITROS: San Pedro y Miranda. Excluyeron a Cerqueira, Barrios, Doiro, Teresa, Inés Hernández, Morais, por las locales; y a Tejeda (2), Isa Moreno, Izak y Dascalu, por las visitantes.

PARCIALES: 2-1, 5-3, 7-7, 9-9, 13-10, 16-11(descanso); 18-13, 21-14, 24-16, 26-19, 26-21 y 30-22.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de Liga en la División de Honor femenina disputado en A Sangriña ante 500 espectadores.

Etiquetas
stats