Vicente Amigo: “Camarón era mis noches y mis días”

Vicente Amigo en la Cátedra de Flamenco de la Universidad de Córdoba | TONI BLANCO

Ante un abarrotado Salón de Actos del Rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO), el guitarrista Vicente Amigo rompió esa especie de máxima que siempre le ha perseguido: hablar en público. Él mismo lo reconoció al inicio de la conferencia que impartió el pasado martes, enmarcada en el ciclo Obras Maestras de la Cátedra de Flamencología Agustín Gómez.

Para Arcángel, director de estos estudios, la presencia de Amigo en este ciclo era fundamental porque “representa uno de los pilares más importantes que tiene la guitarra flamenca en particular y el flamenco en general”. El onubense sabía que lo que instantes después iba a hacer el guitarrista “no lo hace normalmente, que es hablar en público”, pero Amigo superó con amplia solvencia su intervención a un auditorio que tenía ganas de escucharle.

En ella, Amigo habló de lo que tenía escrito y de lo que no. El periodista de Canal Sur Radio Manuel Curao fue el encargado de orquestar el trío musical que conformaron él, Arcángel y el guitarrista, que eligió su álbum Vivencias imaginadas como hilo conductor de la charla. Antes de analizar qué supuso este disco en el flamenco, Curao recordó cuando en 1989, Amigo acompañó por primera vez a la guitarra a Camarón de la Isla. Lo hizo en el programa La puerta del cante, de Canal Sur Televisión, y supuso “todo un sueño” para el guitarrista, que reconoció que “siempre había soñado” con esa actuación. “Camarón era mis noches y mis días. Cuando lo veía me quedaba hipnotizado”, apuntó el distinguido con la Medalla de Andalucía en 2015.

Vivencias imaginadas fue el tercer disco de su carrera -tras De mi corazón al aire y Poeta- y en el que Amigo empezó a mostrar su verdadera personalidad. “Pisé fuerte. Este disco era lo que yo quería exponer en aquel momento. Sin prejuicios. Lo que yo he podido aportar al mundo siempre lo he hecho a través de mi guitarra porque es mi forma de pensar”, se sinceró el artista.

Durante la charla, Amigo destacó aspectos singulares de cada uno de los temas que componen Vivencias imaginadas, como la bulería El Mandaíto, la minera Ventanas del alma, el fandango Mensaje y la rumba Limón de nata. En esta última canción, el guitarrista introdujo un instrumento que nunca antes había formado parte de ninguna de sus canciones: la trompeta. Lejos de innovar o de marcar tendencia, su inclusión obedeció exclusivamente a la melodía “ya que así era mucho más fácil de cantarla”.

En esos años, además, Amigo escuchaba “mucho jazz y mucha música de Brasil” y no dudó en incorporar esas melodías a su trabajo ya que “si quieres evolucionar en la música no puedes obviar” otro tipo de estilos. “Tu visión puede abrir la del músico que tienes enfrente”, continuó.

En este ciclo, cuyo objetivo ha sido adentrarse en las profundidades de obras que han sido determinantes en las últimas décadas de vida del flamenco, han intervenido anteriormente artistas como el propio Arcángel, Tomatito y Dani de Morón.

Etiquetas
stats