El verdadero rostro de Séneca

FOTO: MADERO CUBERO
La exposición 'Rostros de la Córdoba romana' muestra los retratos clave de la colonia patricia

Desde finales de la República y principios del Imperio Romano hubo una serie de personajes cordobeses que tuvieron una influencia política e intelectual de primer orden en la Roma de su tiempo. Algunos de ellos, los mejor situados, manejaron los hilos del poder e influyeron de forma decisiva en la configuración intelectual y política del imperio.

El Museo Arqueológico de Córdoba ha organizado una muestra en la que pretende sacar a la luz algunos de esos nombres y rostros de cordobeses y personajes influyentes que determinaron la vida de la colonia patricia. Los organizadores quieren dar a conocer los linajes de intelectuales, políticos, emperadores y mujeres de las familias imperiales, oriundos o muy conectados con Córdoba y la Bética.

Una de esas familias clave es la de los Annea. Séneca el Viejo, padre del filósofo, marchó a Roma para ampliar estudios. Allí conoció a casi todos los personajes importantes de la intelectualidad y el poder. Escribió una Historia de RomaControversias y Suasorias, un libro clave para conocer la sociedad, cultura y política de su época.

Su hijo Lucio Anneo Séneca, sigue siendo considerado la mayor figura intelectual, moral y política de su época. En los años 50 los Anneos habían llegado a la cima del éxito. Sus miembros ocupan los puestos más altos del poder. Séneca es quien gobierna el Imperio Romano de facto, a la sombra de Nerón. Fueron ocho años calificados por todos los historiadores de buena gestión, progreso y concordia. El propio emperador Trajano llegó a afirmar que fueron “los mejores y más justos del imperio”.

Pero la personalidad de Nerón termina torciéndose. Y los Séneca son sus primeras víctimas. Y no escapa nadie. Tampoco el sobrino de Séneca y uno de los mejores poetas romanos, Marco Anneo Lucano. Cuando el emperador condenó a muerte a los miembros relevantes de la familia Annea, con Séneca y Lucano a la cabeza. El ideal político de los Anneos no se encarnará hasta el reinado de los emperadores béticos Trajano, Adriano y Marco Aurelio, que siempre los tuvieron como referente intelectual y político.

La muestra exhibe cinco retratos marmóreos de personajes privados y emperadores, seis de retratos de emperadores y mujeres de la familia imperial en monedas, una inscripción funeraria de libertos de la familia Annaea (familia de Séneca) tres capiteles de distintas épocas y el pedestal de una estatua, decorado con guirnalda y amorcillos.

Etiquetas
stats