Las tres danzas de la provincia de Córdoba serán Bien de Interés Cultural

Danza de las Espadas de Obejo

La Delegación Territorial de Cultura y Patrimonio Histórico en Córdoba ha iniciado el procedimiento para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural, de las tres danzas de la provincia de Córdoba.

Se trata de tres curiosas actividades de interés etnológico: la Danza de los Locos y el Baile del Oso, en el término municipal de Fuente Carreteros, la Danza de San Isidro Labrador en el término municipal de Fuente Tójar, y la Danza de las Espadas en el término municipal de Obejo, en Córdoba. 

El expediente técnico lo ha elaborado la historiadora Emilia Sánchez Molina, y señala que los bailes objeto de esta declaración constituyen una expresión más del amplio patrimonio cultural de Andalucía y ejemplifica la diversidad de manifestaciones socioculturales urbanas andaluzas, resultado de complejos procesos históricos que han contribuido a configurar nuestra identidad cultural en el tiempo presente. 

Por un lado, resalta que la Danza de los Locos y el Baile del Oso son ejemplos paradigmáticos de expresiones culturales que forman parte del patrimonio inmaterial e intangible de las poblaciones carolinas que arribaron a Andalucía en el siglo XVIII. “Son un patrimonio incorpóreo que se configura como reproducciones simbólicas de la identidad de los miembros de estas comunidades que lo recrean y reproducen, anualmente”, afirma el texto publicado este viernes en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). 

Por su parte, considera que la Danza de San Isidro Labrador conforma un referente cultural para la población de Fuente Tójar y de la comarca de la Subbética Cordobesa, que la toman como un patrimonio propio estrechamente unido a la identidad local. Se trata de una danza muy entroncada con los verdiales malagueños cuya actividad es ya un Bien de Interés Cultural en Andalucía. 

Finalmente, sobre la Danza de las Espadas de Obejo se afirma que constituye un ritual festivo y un modo de expresión propio de un patrimonio inmaterial de inestimable valor simbólico, cultural y etnológico que es seña de identidad de la comunidad que lo genera e interpreta cada año siendo el principal referente simbólico del lugar en el que se ejecuta.

La propuesta de BIC para estas tres manifestaciones cuenta desde 2018 con el informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio. Con la incoación del expediente, se traslada a las administraciones de Obejo, Fuente Carreteros y Fuente Tójar que tienen el deber de conservarlos, mantenerlos y custodiarlos, de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores.

Etiquetas
stats