Sun Orphans: “La gente de nuestra edad lo que busca es la canción que le gusta y punto”

Pedro P. Castro y Alvaro Jimber de Sun Orphans

A caballo entre la melancolía grunge de Nirvana, la orfebrería pop de Blur, y la furia guitarrera de The Strokes, y con el inglés en la boca, lejos del modelo predominante de indie español actual -y que fue el idioma hegemónico en los noventa-, los cordobeses Sun Orphans han dicho adiós a la vergüenza con el lanzamiento hace unos días de su primera colección de canciones.

Goodbye to the shame se llama el EP, concebido como un muestrario de las influencias del proyecto. Desde la gravedad del primer tema, Menenia, que se mira en el espejo de Pearl Jam; a la inmediatez garagera de Sir William Lawson, un primer sencillo en la línea de los Artic Monkeys; pasando por el uso de cuerdas a lo Blur de The soul that we were... el EP de estos jóvenes -ninguno supera los 23 años, todos están estudiando o acaban de licenciarse- está marcado por el descaro y el frescor.

Cualidades que les han hecho destacar en los concursos musicales de la ciudad y les ha llevado a su primer festival importante, el Monkey Week, hace apenas dos meses. CORDÓPOLIS ha charlado con el fundador de la banda, Pedro Pablo Castro (guitarra y voz), antes del concierto que ofrecerán el próximo 28 de diciembre en la Sala Ambigú. Será una buena oportunidad para que Pedro, Ismael, Álvaro, Luis y Cristina, descarguen sobre el escenario todo lo que suena en su primer EP.

PREGUNTA. Presentáis primer disco el viernes 28, y para entonces ya tendrá un pequeño recorrido. ¿Qué tal los primeros días desde el parto?

RESPUESTA. Pues bien. La verdad es que el recibimiento ha sido muy bueno. Es un disco que tiene un poco de todos los estilos que definen al grupo, y la verdad es que ha tenido un buen recibimiento. Tanto las canciones que esperábamos que lo iban a tener, como con otras, que han sido alguna sorpresa, como la última, que es más acústica y la metimos casi de casualidad. Y ha gustado mucho la verdad.

P. Antes de ir al final, quizá habría que empezar por el principio. ¿De dónde salen Sun Orphans? ¿El nombre viene de cuando formasteis el grupo en Alemania, donde había poco sol o qué?

R. Sí. La banda la monté con otro chico con el que estaba de Erasmus, que era de Brasil. El nombre se lo inventó este chico porque, como yo venía de España y él de Brasil, que son dos sitios donde hace mucho sol, y allí no había nada de sol, pues viene de ese sentimiento de ser huérfanos de sol.

P. Además la música que hacéis, que es muy anglosajona, también está inspirada por bandas de sitios donde el sol no es predominante.

R. Totalmente. Totalmente de acuerdo. Incluso eso se refleja en la música. Hay canciones que son más nostálgicas o melancólicas. Y, aunque se combinan con buenos riff de guitarra, hay muchos temas que son idóneos para un típico día gris.

P. Habéis ido creciendo de concurso en concurso, al menos aquí en Córdoba. ¿Cómo habéis vivido este modelo competitivo?

R. Pues la verdad es que ha sido una sorpresa. Nosotros nos hemos presentado un poco por presentarnos. A ver lo que surgía. Y hemos tenido buenos resultados. Quedamos segundos en Dinamomusic y fuimos uno de los ganadores de Música Preventiva. Y contentísimos, porque no lo esperábamos para nada.

P. Y este último os ha abierto las puertas para tocar por ejemplo en el Monkey Week, que puede ser el festival de música indie o emergente más relevante del Sur de Europa.

R. Sí. Y fue increíble. Nosotros además nunca habíamos ido. Habíamos oído hablar de él, y fue una pasada. Era estar en continuo contacto con profesionales y músicos, y bandas que conocíamos y que son referencia para nosotros, y la verdad es que fue increíble.

P. ¿Debe ser difícil montar una banda de esta música en una ciudad como Córdoba, que no tiene lo que se dice un circuito estable de salas en las que tocar?

R. Pues sí que pensamos que no hay muchos sitios donde tocar, es verdad, y que tampoco es que haya muchas bandas como nosotros. El año pasado parece que hubo como una pequeña explosión, con dos o tres bandas de nuestra edad, que más o menos hacían cosas parecidas, pero hoy no hay muchas bandas que hagan algo similar.

En cuanto a los locales, tenemos que decir que los pocos que hay nos han abierto las puertas. Todos. Y se lo agradecemos. Porque, para lo poco que hay en Córdoba, por lo menos tenemos dos o tres sitios en los que poder tocar. Obviamente no es comparable con otras ciudades, como Sevilla, Granada, y por supuesto Madrid o Barcelona.

P. Ocurre igual con los discos físicos. Por la edad que tenéis, intuyo que el disco se va a escuchar mucho en Spotify y en Bandcamp, ¿no?

R. Sin duda. Bandcamp, Spotify, Apple Music o Youtube. Son lo que realmente ahora demanda el consumidor de música. Incluso pensamos en sacar las canciones en singles porque vemos que hoy en día la gente de nuestra edad lo que busca es la canción que le gusta y punto. No el concepto de disco, como se hacía antiguamente.

P. ¿Y eso a ti como creador y como consumidor qué te parece?

R. Pues hombre, a mí me gusta el tema de escuchar un disco entero. Pero claro, lógicamente sería un poco hipócrita decir que solo escucho discos. Yo compro vinilos, pero al mismo tiempo me hago mi playlist en Spotify. Queríamos sacar varias canciones a la vez, pero nos hemos reservado otras para sacar en single el año que viene.

De todos modos, supongo que a la gente habrá que educarla un poco a la hora de escuchar un disco. Mira por ejemplo a Rosalía. A la gente le parece como una revolución que haya sacado un disco conceptual, cuando es algo que existe desde siempre. Supongo que es un tema de educación cultural.

Etiquetas
stats