Muestras de ADN de la Cueva del Ángel para confeccionar el mapa genético de la Península durante 8.000 años

Interior de la Cueva del Ángel.

La Cueva del Ángel de Lucena participa con 16 muestras de ADN datadas en la Edad del Bronce en el estudio internacional coliderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Biología Evolutiva (IBE) y la Universidad de Harvard (Estados Unidos), que elaboran un mapa genético de la Península Ibérica que abarca los últimos 8.000 años de historia.

Las principales aportaciones del yacimiento lucentino a este estudio, publicado por la revista científica Science bajo el título La historia genómica de la PI durante los últimos 8.000 año, se han dado a conocer por parte del Ayuntamiento de Lucena -según avanza Lucenadigital- a través del director de las excavaciones y el presidente de la Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana, Cecilio Barroso, el profesor del Área de Genética de la Universidad de Málaga (UMA) Enrique Viguera y el investigador Francisco Bermúdez, junto al concejal de Patrimonio Histórico, José Cantizani.

Las 16 muestras de ADN analizadas en este estudio, de unos 5.000 años de antigüedad, en concreto del periodo calcolítico, fueron extraídas en la excavación de 2016 de la Sima del Ángel, lugar de ocupación permanente de homínidos durante al menos 300.000 años, según ha avanzado el Ayuntamiento. Desde hace más de tres años, estos investigadores elaboraron un protocolo específico de recogida de muestras que pudieran contener ADN antiguo para evitar su contaminación. Las muestras que se han aportado para este estudio consisten en piezas de molares, hueso petroso y temporal, muchas de las cuales han proporcionado más de 800.000 variaciones en el ADN.

Los investigadores han destacado el peso científico de la Cueva del Ángel para estudiar la prehistoria y ayudar a elaborar ese mapa genético de toda la Península. La potencialidad del yacimiento es de gran importancia, ya que hasta la fecha se han encontrado más de 2.500 restos humanos del Neolítico y Calcolítico, que corresponden a un mínimo de 40 individuos.

Movimientos genéticos en la Península

La llegada de grupos descendientes de pastores de las estepas de Europa del Este hace entre 4.000 y 4.500 años supuso el reemplazo de aproximadamente el 40% de la población local y de casi el 100% de los hombres. De forma progresiva durante una etapa que pudo durar unos 400 años, los linajes del cromosoma Y presentes hasta entonces en la Iberia de la Edad del Cobre fueron casi totalmente sustituidos por un linaje de ascendencia esteparia.

La investigación también aborda que la genética de los vascos actuales apenas ha cambiado desde la Edad del Hierro (hace unos 3.000 años). Al contrario de lo que apuntan algunas teorías que situaban a los vascos como los descendientes de cazadores mesolíticos o de los primeros agricultores que vivieron en la península Ibérica, los resultados de este trabajo muestran que la influencia genética de las estepas también llegó al País Vasco, de hecho, tienen una de las frecuencias más altas del cromosoma Y R1b. Por el contrario, apenas presentan influencias de migraciones posteriores como los romanos, los griegos o los musulmanes, de las que quedaron aislados.

La distribución de la corriente genética desde África hacia la Península es mucho más antigua de lo documentado hasta el momento. El estudio confirma la presencia en el centro de la península Ibérica, en el yacimiento de Camino de las Yeseras (Madrid), de un individuo procedente del norte de África que vivió hace unos 4.000 años, así como de un nieto de emigrante africano en un yacimiento gaditano de la misma época. Ambos individuos portaban considerables proporciones de ancestralidad subsahariana. Sin embargo, se trata de contactos esporádicos que dejaron poca huella genética en las poblaciones ibéricas de la Edad del Cobre y del Bronce.

El análisis del mapa genético muestra profundas modificaciones de población en la península Ibérica en períodos históricos más recientes, como los flujos de población provenientes del Mediterráneo oriental (romanos, griegos y fenicios).

Etiquetas
stats