Un jueves clásico con toque francés

Concierto de la Orquesta de Córdoba en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

Toque francés en el regreso. La Orquesta de Córdoba retoma su actual temporada de abono con un concierto de marcado acento galo. Será el primero de 2017, en una cita que tendrá lugar el próximo jueves y que contará con la participación invitada de uno de los directores más inquietos del panorama musical español, el maestro Miguel Romea, así como con el ayudante de concertino de la formación, Artaches Kazarian. El programa ofrecerá partituras de los compositores parisinos Camille Saint-Saëns y Georges Bizet. El Gran Teatro de Córdoba acogerá este retorno de la música clásica a partir de las 20:30, con una función para la que las localidades, a la venta en el Teatro Góngora y en Uniticket.es, es de siete euros.

El programa comenzará de la mano del ayudante de concertino de la Orquesta de Córdoba, Artaches Kazarian. El músico armenio pero afincado en España actuará de solista en la primera parte de la cita, en la que interpretará Concierto para violín nº 3, de Camile Saint-Saëns. El compositor parisino es hoy por hoy uno de los preferidos por los más sutiles violinistas del mundo y dejó un extenso legado con más de 400 composiciones en las que abordó casi todos los géneros musicales. Entre ellos se encuentra el que abrirá la función del jueves, una obra escrita en marzo y estrenada en octubre de 1880 y que está dedicada al también compositor y violinista Pablo de Sarasate.

En la segunda parte del programa la Orquesta de Córdoba ofrecerá, por primera vez, la Sinfonía nº 2 Roma, también conocida como 3ª Suite de concierto, de Georges Bizet. Se trata en este caso de una pieza que, pese a no programarse apenas en las salas de conciertos, merece una atención especial. Se trata de una oportunidad de conocer un poco más al autor de la siempre reconocida Carmen, que legó una obra orquestal tan escasa como corta fue su vida: está considerado como un compositor de óperas. En cuanto a la obra que interpretará la formación cordobesa, a pesar de la calificación que el propio Bizet le dio como sinfonía, a menudo se ha catalogado como una suite. De hecho, formalmente se encuentra a caballo entre ambas. La música sonará en este caso bajo la batuta de Miguel Romea, uno de los directores de mayor inquietud y más interesante trayectoria del panorama musical español.

Etiquetas
stats