El Doctor Sonrisa, el médico al que sí quieren ir los niños

Organizadores de la actividad social. | MADERO CUBERO
La Fundación Theodora representa en el Teatro Góngora Sonrisas de emergencia, una obra dirigida a sensibilizar a escolares con la salud y la estancia en hospitales

Sonrisas de emergencia

A la doctora Cariburí la llaman para una urgencia. Ella y otro compañero médico son los doctores Sonrisa y van a atender un aviso muy particular: los pacientes son niños de Educación Infantil que llenan la sala del Teatro Góngora y que van a ser partícipes de un espectáculo en el que los médicos se alejan del fantasma de bata blanca al que muchos de ellos temen para convertirse en personajes que les hacen reír.

Sonrisas de emergencia es el título de esta obra de la Fundación Theodora -que trabaja internacionalmente con niños hospitalizados- y que trata de sensibilizar a los más pequeños con la importancia de cuidar la salud, de visitar al médico y de llevar de la mejor manera posible la estancia en un centro hospitalario.

“Los doctores debemos atender la emergencia y lo que al principio ven sólo como un botiquín en el escenario, con la participación de los niños al final se convierte en una escena nueva de magia, luz e ilusión. Eso es lo que hacemos cuando entramos en la habitación de un niño hospitalizado y, al irnos, todo ha cambiado y lo ven de otra forma”, explica una de las actrices de la Fundación Theodora, Yolanda Valle.

Y es que esta cita médica es muy distinta. Durante la obra, el frío botiquín se llena de color con nuevos elementos que ayudan a crear los escolares asistentes, levantándose en una ola, lanzando besos al escenario y participando para crear un ambiente nuevo, un entorno de sonrisas con estos particulares doctores.

Así, en dos funciones este lunes y otras dos el martes, unos 1.500 escolares de educación Infantil, Primaria y también Secundaria de 24 centros de la capital van a pasar por el Teatro Góngora para ver esta representación dentro del programa educativo Vamos al Teatro del Ayuntamiento de Córdoba, según ha informado la concejal delegada de Educación, Luisa María Arcas.

“De una manera lúdica se les inculca la importancia sobre su salud y también la solidaridad con sus compañeros que puedan pasar el trance de ser hospitalizados. Se trata de humanizar la estancia en los hospitales”, ha señalado Arcas sobre la obra representada, antes de la cual se ha repartido a cada alumno un pequeño botiquín con los útiles básicos de primeros

auxilios.

Sonrisas de emergencia es la primera de las representaciones dentro del programa educativo Vamos al Teatro que en cada trimestre acercará a los escolares de la capital cordobesa a la representación en escena de una obra.

Etiquetas
stats