La cordobesa Helena Kaittani va en busca de La Singla, la bailaora sorda que revolucionó el flamenco

Helena Kaittani en 'En busca de La Singla'

Mujer, gitana, sorda y muda. La carrera de la La Singla es, aún hoy, una incógnita para los aficionados al arte jondo. Tanto por su fulgurante éxito, dentro y fuera de nuestras fronteras, como -sobre todo- por su sorprendente desaparición y posterior olvido, que ha hecho que su figura sea un recuerdo difícil de alumbrar y que llega, muy a menudo, a través de otros.

Es lo que le ocurrió a la cineasta y documentalista Paloma Zapata, que descubrió la historia de La Singla cuando preparaba su anterior trabajo, el laureado Peret, yo soy la rumba, y descubrió a aquella mujer menuda para la que el rey de la rumba tocó en alguna ocasión.

Y eso mismo es también lo que le ocurrió a la actriz cordobesa Helena Kaittani, que descubrió a la bailaora sorda a través de la cineasta Daniela Fejerman, con la que había trabajado en Como alas al viento, biopic de Rocío Jurado, y que, de alguna manera, la recomendó para interpretar el papel ficticio que vertebra el documental En busca de La Singla, en el que Zapata y Kaittani se van a descubrir qué fue de aquella mujer que revolucionó el baile flamenco durante una década y después desapareció.

Esa búsqueda en la película la lleva la actriz cordobesa, que interpreta a un personaje ficticio: el de una periodista andaluza, amante del flamenco y la danza, y que investiga el rastro de La Singla. Pura metaficción, ya que, además de que ella se formó en el Conservatorio de Danza Luis del Río de Córdoba, también se lanzó a la documentación en cuanto conoció la historia de Antonia Singla Contreras.

"Yo no sabía quien era y no la conocía, y mira que yo he sido bailaora y he bailado muchos años. Así que me puse a investigar sobre este personaje tan apasionante. E inmediatamente me fascina todo lo que veo de ella”, explica a Cordópolis Kaittani, que comenzó a rodar En busca de La Singla en septiembre de 2020 en Barcelona.

De las barracas del Somorrostro a girar con Ella Fitzgerald

Y lo que encuentra en su documentación la vincula aún más con su personaje, que se cuestiona cómo es posible, en primer lugar, el fulgurante ascenso al estrellato de aquella muchacha criada en las barracas de la playa del Somorrostro que llegó a convertirse en musa de la gauche divine catalana, que alterna con Dalí o Miró, y gira y comparte cartel con estrellas como Ella Fitzgerald, además de protagonizar una película con Carmen Amaya, Los Tarantos un clásico del cine español que casi consigue un Oscar a la Mejor Película Extranjera en el año 1963.

Fueron sus años de estrellato, en los que giró por toda Europa y que La Singla olvidó aparentemente con la misma facilidad con la que España la olvidó a ella. Es entonces cuando surge en el documental otra figura, la de Antonia Singla Contreras, la mujer que nació cuando murió artísticamente La Singla, y a la que Helena Kaittani y Paloma Zapata acabaron encontrando.

“La gran pregunta era qué fue de La Singla. Y nosotros hemos tenido la gran suerte de poder llegar hasta ella, de conocerla tanto a ella, como a su familia, y de que nos dejara grabarla y contar su historia", explica la intérprete, que, se cuestiona cómo es posible que "una artista tan grande y que, además, dejó una huella tan tremenda en todos los que la conocieron, desapareciera de la noche a la mañana".

"Me dio la impresión de que para ella, aquello fue otra vida. Que eso fue una vida que tuvo, una vida que hoy ni siquiera forma parte de ella. Y es verdad que enfermó y tuvo una vida muy difícil, pero igualmente sorprende que hoy no recuerde con felicidad y orgullo aquellos años que vivió como artista", reflexiona Kaittani, que reconoce que este proyecto le ha permitido conjugar sus pasiones, la danza, el flamenco y el cine.

También cerrar, de alguna manera, una etapa de su carrera, que arrancó hace justo diez años interpretando a Rocío Jurado en Como alas al viento, una TV Movie que nunca llegó a estrenarse en la tele convencional pero que ahora vive una segunda vida en la plataforma FlixOlé. "Rocío Jurado y La Singla son dos grandes regalos que me ha dado la profesión", reconoce Kaittani.

“Por supuesto -continúa-, en estos diez años he vivido épocas mejores y épocas peores, pero sí he tenido varios proyectos importantes, como Malaka, Desaparecidos, Domino con Brian de Palma, además de algunas series y cortometrajes. Pero es verdad que, si lo miro de una manera más romántica, sí que podría estar cerrando un ciclo", afirma Kaittani, que cierra la entrevista desvelando un misterio propio: su apellido es de origen chipriota y le viene por parte de su familia materna.

Rocío Jurado y La Singla son dos grandes regalos que me ha dado la profesión

Etiquetas
Publicado el
11 de octubre de 2021 - 06:01 h
stats