Un cine de barrio para hacer accesible la cultura a todos

Imagen del cine de verano en Valdeolleros | MADERO CUBERO

Cada viernes de este mes de julio por la noche, la Plaza de Valdeolleros cobra vida. A lo largo y ancho de ella se alinean hileras de sillas de plástico y familias enteras, mayores y pequeños, ocupan su asiento. Es el cine de verano de este barrio popular, que cobra vida una edición más para acercar la cultura a todos y que el precio de una entrada de cine no sea obstáculo para que la familia entera conozca el séptimo arte.

Películas como Figuras ocultas, Buscando a Dory, Gru 3 o este próximo viernes Canta se ofrecen al público de manera gratuita para hacer accesible el cine a todos. Es la idea que surgió hace ya varios años en la Asociación de Vecinos de Valdeolleros y que, un año más, sigue en marcha, llenando cada viernes la plaza del barrio.

Los encargados de organizarlo todo son los chicos y chicas de la Vocalía Juvenil de la asociación de vecinos. Quieren que este cine de barrio en verano o “cine popular” -como ellos le llaman- sirva para crear cultura y público aficionado al cine de todas las edades. “Este año, sobre todo, nos hemos centrado en películas para el público familiar”, explica una de las integrantes de la vocalía juvenil, Olga Soria.

Tratan de reunir en la plaza cada viernes a los vecinos en torno a “un ocio sano, saludable y gratuito”. “No todo el mundo en el barrio puede permitirse pagar una entrada de cine”, señalan sobre la realidad de muchas familias. Ese, cubrir ese déficit de ocio cultural, fue su objetivo desde el principio, cuando en 2015 se estrenó este particular cine de barrio en Valdeolleros. Y, a la vez, dinamizar a los vecinos por su propio entorno, alrededor de una actividad que gusta a la mayoría.

Hoy, “los vecinos nos agradecen que organicemos el ciclo, se implican y quieren que sigamos adelante” con la iniciativa, explica Soria. Si los vecinos no podían ir al cine, el cine ha venido a ver a los vecinos de Valdeolleros, explican.

La pantalla preside la plaza. Frente a ella, vecinos ávidos de pasar un buen rato con la película de la semana. A las 22:00, el viernes, esta particular sala de barrio se convierte en el epicentro cultural donde mayores y pequeños se reúnen. Es cine organizado por los vecinos, para los vecinos.

Etiquetas
stats