Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Almuzara saca a la luz una novela inédita de Manuel Iribarren

Manuel Iribarren.

Redacción Cordópolis

0

A Manuel Iribarren, miembro destacado de la Generación del 36, la Guerra Civil le truncó la carrera. Le pasó como a tantos otros. Cuando su literatura empezaba a salir con paso firme de su Navarra natal y a conocerse en Madrid, llegó la contienda. Nacido en 1902 y fallecido en 1973, de él dijeron Jacinto Benavente y Gregorio Marañón que su obra, publicada en la colección Austral era “una obra maestra en su género”. 

Ahora, la editorial Berenice (del grupo cordobés Almuzara) recupera una novela inédita, guardada durante años en una caja, junto a otros papeles, otras carpetas, otros escritos suyos. El miedo al mañana ha sido editada tal y como se puede leer en el original, escrito a finales de los años sesenta, con el lenguaje de la época y las normas de la RAE de entonces.

En este ejercicio de estilo, que también es una interesante y destacada recuperación de su autor, Valentín, un rentista acomodado que no sabe lo que es pasar necesidad, se encuentra a los 55 años con poco o nada para vivir. En ocho meses se acabará su vida sin trabajar. ¿Qué puede hacer quien nunca ha movido un dedo para ganarse el sustento? ¿Será capaz de robar, no le quedará más remedio que ponerse a trabajar? ¿Contempla el protagonista el suicidio como último recurso para quitarse de problemas.

Iribarren escribí a lápiz primero, luego con tinta y finalmente a máquina. Ocho horas todos los días. “A veces salían tres cuartillas y a veces veinticuatro”, contó en una entrevista. De él decían, como escribe en el prólogo, Daniel Ramírez García-Mina, amigo de Miguel, uno de los nietos del escritor, que era “un francotirador de las letras” que guardaba sus originales, las anotaciones de la censura y las reseñas que aparecían de sus obras en la Prensa.

Nació un 1 de diciembre en el número 23 de la calle Estafeta. Una placa honra su memoria. Escritor que tocó todos los géneros, destacó en la narrativa y contó con la admiración de Miguel Delibes, Gonzalo Ballester o Rosales. Publicó con las editoriales más importantes y estrenó como dramaturgo en el Teatro Español. 

Discípulo del propio Benavente y de Pío Baroja, participó en sus tertulias, donde compartía los libros que publicaba. Versátil y autodidacta, obtuvo relevantes galardones de poesía, novela y relato corto, entre los que destaca el Nacional de Literatura, en 1965. Las mejores novelas de Iribarren son aquellas que llegaron antes de la guerra y cuando agonizaba el franquismo: la mencionada Retorno(1932), Las paredes ven (1970) y El miedo al mañana, que ahora se publica. 

Etiquetas
stats