El verano se estrena en Córdoba: camino de los 40 grados... y más allá

Un turista busca el agua en otra tarde de calor en Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Cuando hoy el reloj marque las 17:54 horas, el verano astronómico habrá tenido oficialmente comienzo. En Córdoba lo haremos a poco más de 33 °C, una suerte de bendición en un junio que está resultando de lo más llevadero para lo que suele ser habitual por estas tierras, de momento. La aproximación de una borrasca durante el fin de semana hasta el litoral atlántico, va a derivar en un aumento de las temperaturas que será más notable en el extremo oriental de la Península, un episodio en el que quedaríamos al margen en un principio, pero que servirá de aviso para lo que pudiera venir más allá.

La borrasca que dará que hablar

Va a resultar curioso como las consecuencias que caben esperar a la aproximación de una borrasca atlántica hasta las inmediaciones peninsulares, tendrán mucho más que ver con el calor extremo que pudiera derivarse de sus efectos, que de cualquier tipo de lluvia que pueda generar por sí misma. Y es que desde la jornada del sábado, la llegada frente a las costas gallegas del centro de una gran borrasca, va a permitir el empuje de la dorsal norteafricana por su flanco sur, inyectado en la mitad oriental de la península Ibérica y el arco mediterráneo una masa de aire muy cálida que tendrá prolongación, durante la próxima semana, más allá del muro natural que suponen los Pirineos.

En la Península Ibérica, y durante el fin de semana, la irrupción de aire cálido se dejará ya sentir en la tarde del sábado con máximas que en la mitad sur empezarán a apuntar por encima de los 35 °C. Una avanzadilla que tendrá continuidad durante el domingo y que a partir del lunes empezaría a tener reflejo en el interior del continente europeo, con temperaturas que a falta de que empiecen a darse, pudieran ver caer récords para un mes de junio en un episodio que pudiera acabar equiparándose a la trágica ola de calor de 2003.

34 °C, 35 °C, 36 °C, 37 °C...

Con este panorama sobre Europa, cabe pensar que nuestra ciudad, orgullosa propietaria del récord absoluto por temperatura en un observatorio de la red principal de AEMet, debería ir preparándose para enfrentarse en la primera gran batalla del verano. Está por ver. Lo que marcan los mapas de evolución previstos deja a nuestra provincia, a su valle del Guadalquivir, en zona fronteriza del frente de avance cálido que llegue hasta las puertas de Amsterdam.

La tangencialidad con la que en los primeros envites, los que se den durante el fin de semana y primeros días de la próxima, irán dejando en Córdoba un lento aunque progresivo aumento de sus temperaturas máximas. Alejados aún de la frontera que hace disparar los avisos por altas temperaturas, el mercurio transcurrirá desde los 34 °C de la tarde del viernes hasta los 36 °C que se alcancen ya el domingo. Una progresión que tendrá continuidad durante la próxima semana cuando la previsible retirada hasta el Atlántico de la borrasca, permita que la dorsal expanda sus dominios hacia el oeste de la Península Ibérica.

Un ingrediente aún a falta de confirmar, y que podría ver terminar el mes encaramando el termómetro en numerosos puntos del valle del Guadalquivir bastante por encima de la temible barrera de los 40 grados, y quién sabe si dinamitando el récord por temperaturas máxima en un mes de junio en la ciudad. Calor que tendrá reflejo en las mínimas, que ya desde el lunes empezarán a aproximarse al limbo donde el sueño se hace difícil de conciliar. Se acabó lo bueno, comienza el auténtico verano.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats