La Velá de la Fuensanta recupera el caimán

.
La participación ciudadana y la vecinal vuelven a tomar protagonismo en la última fiesta del año en Córdoba después de la polémica de hace dos años en la que arreciaron las protestas

Y al final, todo volverá a ser igual. La primera gran polémica a la que se enfrentó el PP tras ganar con una histórica mayoría absoluta las elecciones municipales fue la organización de la Velá de la Fuensanta. Hasta entonces, en la organización había tenido mucho protagonismo el movimiento vecinal. Pero el entonces concejal de Festejos, Rafael Jaén, impuso una fiesta más religiosa y menos laica. Los vecinos denunciaron que estaban siendo ignorados e incluso organizaron una sonora protesta a las puertas del Santuario de la Fuensanta que acabó en enfrentamientos con la Policía Nacional. Dos años después, todo vuelve a ser como era antes de la polémica: la Velá de la Fuensanta recupera su esencia de fiesta vecinal.

Esta mañana, la actual concejal de Fiestras y Tradiciones Populares, Amelia Caracuel, se ha sentado junto a los representantes del Consejo de Distrito Sureste, del Consejo de la Juventud y de la pregonera de esta edición, Luisa Jimena Fernández, una histórica del movimiento vecinal, para presentar la Velá 2013 que ademas tiene un subtítulo muy alejado de lo que se denunció y ocurrió en 2011: "Velando por la participación". El propio cartel de las fiestas de este año no tiene nada que ver con el que se presentó en 2011 con el grabado de una virgen. En esta edición, el popular Caimán de la Fuensanta vuelve a ser el protagonista, agarrando una campanita frente al propio Santuario.

No es que lo religioso haya desaparecido o haya sido obviado, no, sino que convive con el resto de los festejos. En un amplio programa de actividades, la Velá de la Fuensanta incluye la procesión y misa en honor a la Virgen de la Fuensanta. El domingo por la mañana a las 9.00 la imagen saldrá de su Santuario y a las 11.30 el obispo, Demetrio Fernández, presidirá la eucaristía.

Sin embargo, este año se ha disparado el número de actividades organizadas por los vecinos. El Consejo de Distrito Sureste considera que son más de 40 las asociaciones inscritas en la Velá de este año, en la que destaca, entre otras, la inauguración de la Isla del Pocito, un espacio "asociativo creativo" de los vecinos de la zona. También una organización de una novedosa Feria del Trueque, una salmorejada o unas jornadas de piragüismo gratuitas organizadas por el Instituto Municipal de Deportes en la que habrá paseos por el Guadalquivir.

Tan distinta es esta Velá a la del año 2011 que habrá incluso una Velá joven organizada por el Consejo Local de la Juventud. Valga la redundancia, esta fiesta se organizará en la Plaza de la Juventud y contará sobre todo con conciertos, teatros sociales y charlas coloquio de concienciación, además de un mercado de artesanía. Es decir, la noche y el día.

Etiquetas
stats