Rafael Gómez reaparece y se propone para reabrir el Tívoli, en concurso de acreedores

Rafael Gómez, acompañado de dos de sus hijos, este miércoles en Benalmádena

”No podemos dejar morir a Tívoli. Por ello, me ofrezco públicamente a abrir sus puertas en unos días, mientras se resuelve el litigio que mantengo con Tremon”. Así de contundente se ha mostrado este miércoles el empresario cordobés, Rafael Gómez, quien ha reaparecido públicamente en una rueda de prensa celebrada en este establecimiento de ocio donde ha comparecido arropado por sus familiares para lanzar públicamente este SOS.

Gómez, quien ha explotado el parque desde su adquisición en 2004 hasta el pasado mes de agosto cuando entró en concurso de acreedores "por una deuda inferior a 10.000 euros de unas costas pendientes que sí consignó", ha afirmado, asegura estar firmemente esperanzado en que Tribunal Supremo le va a devolver la posesión del mismo porque “Tremon jamás pagó su compra”, asegura.

Por eso y mientras se resuelven todas las demandas interpuestas ante el Supremo en las que pide la nulidad del contrato de su compraventa, el empresario cordobés se ha ofrecido a abrir sus puertas de forma inminente para "evitar el daño que se le hace a los más 300 trabajadores directos e indirectos del recinto, así como a la propia imagen y a la oferta de ocio de la Costa del Sol que perdería uno de sus emblemas y baluartes más reconocidos del turismo familiar de los últimos 50 años", ha señalado en una comparecencia en la que ha estado acompañado por su familia.

Por ello, el empresario cordobés también ha presentado a su vez un recurso ante la decisión manifestada por el administrador concursal de Tívoli de darle la inminente posesión del mismo a Tremon porque, en su opinión, sólo va a conducir a su cierre definitivo por el mero interés de especulación urbanística que ésta promotora persigue. En este sentido, Rafael Gómez ha manifestado su intención de recuperar el parque para mantener su explotación permanente como espacio de atracciones y de ocio, “como siempre hemos hecho y mantenido desde su compra”, asevera.

El promotor cordobés no entiende asimismo como desde las administraciones públicas no apoyan la apertura de un parque "cuya viabilidad es reconocida no sólo por el propio administrador concursal, sino por todos los agentes económicos y sociales". En este sentido, no entiende como no se plantean propuestas reales desde las administraciones como, por ejemplo, exigir ante el juzgado su apertura inminente a cualquiera de las partes implicadas en este litigio que lleva derimiéndose desde el año 2008.

Asimismo, Gómez ha anunciado su intención de presentar una nueva demanda contra Tremon con argumentos y pruebas en las que se reflejan claramente la realidad de la nulidad de una compraventa que “jamás se llevó a efecto porque nunca se pagó, ya que la misma Tremon retiró unilateralmente en la prórroga de la operación los pagarés por 15 millones de euros que depositó en una notaría de Sevilla como garantía de dicha compra”. Para ello, ha pedido autorización para presentarla tanto al Juzgado de lo Mercantil, como al administrador concursal.

Por último, el empresario ha manifestado su malestar por la posición adoptada no sólo por el propio administrador concursal que, en su opinión, “se extralimita en sus competencias tomando partido por Tremon en vez de velar de forma neutral por reflotar Tívoli, como es su cometido”, señala, sino por los propios responsables políticos de Benalmádena cuyo alcalde, Victor Navas, “se ha posicionado en favor de una de las partes como es Tremon, cuando el tema aún no está resuelto judicialmente”, concluye. “Las puertas de Tívoli deben permanecer abiertas porque el parque representa el corazón y el alma del turismo familiar de la Costa del Sol, no podemos dejarlo morir", ha concluido.

Etiquetas
Publicado el
19 de mayo de 2021 - 14:17 h
stats