Un juez ordena vacunar en Córdoba a otros dos usuarios de residencias de mayores

Vacuna contra el Covid 19

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Córdoba ha fallado a favor de vacunar a dos usuarios de residencias de mayores que hasta el momento no han recibido la dosis contra el coronavirus. Estos dos casos se suman a los que ya se produjeron en la residencia de Priego, cuando otro magistrado ordenó inocular a cinco usuarios del centro después de que se negaran sus familiares.

En unos autos remitidos a este periódico, uno de los casos sí radica en la negativa a que un familiar fuera vacunado mientras que el otro es fruto de una decisión propia. Ambos usuarios se encuentran en dos residencias de mayores de la capital, aunque el juzgado no ha especificado en cuáles por cuestiones de privacidad. En el primer caso, la oposición a que la usuaria de la residencia recibiera la vacuna nació de parte de las hijas. Su madre tuvo que ser internada de manera involuntaria en virtud de un auto del juzgado y las progenitoras se negaron a su inoculación alegando que "le sientan mal muchos medicamentos o la vacuna de la gripe".

Iniciado el expediente, un médico forense exploró a la usuaria del centro, de 76 años, sufre taquicardia sinusal, dislipemia, esteatosis hepática, hernia de hiato, estenosis esofágica, hipotiroidismo, osteopenia, espondiloartrosis, insuficiencia venosa periférica en miembros inferiores, cistitis crónica, nefrolitiasis, síndrome vertiginoso, deterioro cognitivo (demencia cortical) GDS 3, no se recogen en su historial médico antecedentes de reacciones alérgicas a vacunas u otras sustancias. Respecto de su grado de deterioro cognitivo se encuentra en un estadio 3 en la GDS de Reisberg que se corresponde con un déficit cognitivo grave. Desde el punto de vista funcional es dependiente desde el punto de vista físico para aseo, ducha y vestido aunque come de forma autónoma.

Pese a ello, el informe médico dejó constar que la vacunación supone un mayor beneficio, destacando el riesgo efectivo de infección en el estado de pandemia actual y en su caso de desarrollar enfermedad grave por la Covid 19. Por contra, la no vacunación supondría una pérdida de oportunidad para la protección de su salud.

El segundo caso que ha abordado el juzgado se trata de una usuaria que había expresado la voluntad de no vacunarse. En su caso, ningún familiar tiene atribuida su representación. Natural de Moldavia, la mujer cuenta con 64 años e ingresó en la residencia en 2018, ocupando una plaza de exclusión social concertada con el ayuntamiento. Según el informe forense, tiene diagnosticadas las siguientes patologías: cirrosis hepática, hipertensión portal, neuropatía alcoh ́lica sensitiva con trastorno cognitivo de probable origen tóxico por alcohol, síndrome prefrontal, obesidad y en su historial médico no se recogen antecedentes de reacciones alérgicas a vacunas u otras sustancias.

Dada la inexistencia de contradicción alguna, el magistrado ha fallado también a favor de ser vacunada dado el alto peligro para su salud que supondría no ser incoluda.

Etiquetas
Publicado el
15 de abril de 2021 - 14:37 h
stats