"Juan, que está aquí la guardia": condenado el dueño de un local por traficar con droga

Ciudad de la Justicia de Córdoba

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Juan José M.B. contra la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba, que le condenó a cuatro años de prisión y a una multa de 1.100 euros por traficar con cocaína en el local que regentaba en la localidad cordobesa de Alcaracejos.

Según recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la madrugada del 27 de mayo de 2018, agentes de la Guardia Civil del puesto de Pozoblanco (Córdoba) acudieron a un club de Alcaracejos con la intención de investigar y controlar la tenencia de armas en establecimientos públicos. Una vez dentro, la camarera del local --ya absuelta--, al ver a los agentes uniformados, se dirigió de manera apresurada hacia la cocina gritando 'Juan, que está aquí la guardia'.

En este contexto, el ahora condenado, mayor de edad y sin antecedentes penales, regente del establecimiento, abrió su puerta dejando ver la presencia en dicha habitación de una persona que trató de ocultar en un bolsillo un envoltorio de papel de aluminio que en su interior contenía otro de plástico donde había polvo blanco. Su posterior análisis determinó que se trataba de cocaína, con un peso total de 0,53101 gramos.

Dicha sustancia estupefaciente se la había entregado momentos antes Juan José M.B., "sin que conste pago de precio o remuneración de ningún tipo por ello". Por todo ello, los agentes realizaron un registro superficial de las pertenencias del regente del local y encontraron un envoltorio grande que contenía otros tres que guardaban cocaína con un peso aproximado de dos gramos y medio, así como 2.565 euros en efectivo y un teléfono móvil.

Tras ello, los agentes practicaron un registro de las zonas públicas del establecimiento y, en un almacén situado enfrente de la cocina oculto encima de la puerta, encontraron una cartera que contenía siete envoltorios que guardaban cocaína y que también pertenecían a Juan José M.B. Una vez pesada y analizada de manera conjunta arrojó un peso total de casi 6,5 gramos. El valor en el mercado ilícito de toda la droga intervenida fue de unos 384 euros.

Tras prestar su consentimiento el ahora condenado, la Guardia Civil pudo estudiar el contenido de su teléfono móvil, que le había sido intervenido, y encontraron conversaciones de WhatsApp en las que el regente del local, "en un lenguaje convenido, concertaba encuentros con clientes a los que les vendía cocaína".

Etiquetas
Publicado el
22 de julio de 2021 - 18:42 h