Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

La Fiscalía pide que el caso de Cerro Muriano lo instruya un juzgado militar

Lago de Cerro Muriano donde murieron los dos militares

Europa Press

0

La Fiscalía Provincial de Córdoba considera que “la jurisdicción militar es la competente para continuar con la investigación” de la muerte del cabo Miguel Ángel Jiménez Andújar, de 34 años de edad y natural de Adamuz (Córdoba), y el soldado Carlos León Rico, de 24 años y natural de El Viso del Alcor (Sevilla), el día 21 de diciembre durante unas maniobras en un lago de la base militar cordobesa de Cerro Muriano, sede de la Brigada 'Guzmán el Bueno' X.

Así lo ha comunicado el Ministerio Público en un informe remitido al Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba en relación a los hechos por los que se incoaron diligencias previas por este Juzgado sobre la investigación de las causas por las que se produjo el fallecimiento de los dos militares el día 21 de diciembre en la citada base.

En este sentido, el Juzgado Togado Militar Territorial número 21, con sede en Sevilla, ha pedido al Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba que se inhiba a su favor en este caso. Las familias de ambos militares están personadas en las diligencias.

Al hilo, el abogado del cabo Miguel Ángel Jiménez Andújar considera que la responsabilidad de los hechos está en los mandos inferiores. El letrado José Antonio Cumplido ha expresado que es “un planteamiento erróneo” centrarse en la cadena de oficiales y ha defendido hacerlo en la de “los suboficiales, el sargento o el teniente que dieron la orden y que eran los que tenían que tener en cuenta que se diesen todos los requisitos de seguridad que no se llevaron a cabo”.

Mientras, el abogado que representa a la familia del soldado Carlos León Rico, Luis Romero, ha presentado denuncia contra el capitán responsable del ejercicio y sus tres superiores inmediatos. El letrado ha informado de que la denuncia se dirige contra dicho capitán, retirado del mando por el Ejército de Tierra a cuenta de los hechos; el teniente coronel inmediatamente superior a él, un coronel y un general, con petición de que todos ellos sean llamados como investigados en el procedimiento judicial.

Las diligencias previas, según el letrado, giran en torno a la supuesta comisión de dos delitos de homicidio imprudente, toda vez que ambos efectivos fallecieron ahogados en un lago de la base, realizando un ejercicio práctico.

Según la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), este suceso saldado con la muerte por ahogamiento de dos militares de tropa del Regimiento de Infantería La Reina 2 y otros dos hospitalizados por hipotermia “se produjo sobre las 9:00, con una temperatura muy baja, mientras se realizaba ejercicio de paso de cursos de agua con equipo completo en el embalse situado en el Campo de Maniobras” de la base.

En dicho ejercicio “participaban, entre otros, los nuevos militares que se habían incorporado hacía pocos meses del Centro de Formación, los cuales, a la finalización de este, recibirían la tradicional boina de la unidad”, según ha precisado ATME.

La asociación ha solicitado “información sobre el número de horas, recogidas en el Plan de Instrucción, que realizó el personal de nueva incorporación que participaba en el ejercicio, con el fin de aprender los procedimientos que se deberían poner en práctica para saber reaccionar en las situaciones ambientales en que se realizó el ejercicio dentro del embalse”.

También quiere saber la asociación de militares profesionales, “si el ejercicio de paso de cursos de agua estaba recogido en la programación de las maniobras y qué medidas de seguridad y sanitarias se tomaron”, tales como la “presencia de ambulancia, de médico, de sanitarios, etcétera”.

Etiquetas
stats