Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Denuncian que el arroyo Bejarano se ha secado hasta su primer venero

El arroyo Bejarano completamente seco

Alfonso Alba / Carmen Reina

0

La Asociación Ecologista Guadalquivir ha denunciado ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y la Dirección General del Agua que el arroyo Bejarano se ha secado durante este verano hasta su primer venero, una situación inédita. Desde 2020, cada verano el Bejarano se viene secando, aunque no al completo en su cauce. Hace tres veranos se secó la desembocadura, el siguiente hasta 250 metros antes y ahora la sequía es total, hasta su primer venero. Apenas quedan unos charcos de agua en la zona.

El arroyo del Bejarano está declarado como una reserva natural fluvial por parte del Ministerio de Medio Ambiente, por lo que su grado de protección es máximo. Su cauce tiene unos 11 kilómetros de longitud. “Como colectivo que llevamos más de dos décadas realizando acciones con el fin de proteger el arroyo Bejarano, que según los investigadores de la Universidad de Córdoba es uno de los pocos que en Andalucía nunca había dejado de fluir y que está considerado un punto caliente de biodiversidad”, exponen en su denuncia. La asociación reclama de las administraciones “una actuación urgente que envite la perdida de este importante ecosistema y uno de los espacios de más valor ambiental de la provincia”.

Según este colectivo, que ha iniciado actividades de reforestación en la zona además de paseos divulgativos y acciones de protesta, es “la primera vez” que el Bejarano se seca completamente. “Llevamos años advirtiendo y denunciado la presión a la que se ve sometido este acuífero, los cada vez más numerosos pozos ilegales y la falta de medidas que eviten la sobreexplotación” de la zona, detallan.

Así, relatan que “hemos apreciado que el lugar conocido como primer venero donde, hay una cascada con mucha acumulación de carbonatos, ya no lleva nada de agua. El cauce después de unos 500 metros en la confluencia con el arroyo Aguardentera ya se pierde hasta su desembocadura en el rio Guadiato. El pasado año se perdía en el lugar donde están las minas romanas. Pero sin duda la situación de este año a 27 de agosto es algo inusual que hay que evaluar y tomar medidas de forma urgente”, reclaman.

La propia Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha abierto varios expedientes por la apertura de pozos ilegales en el entorno del Bejarano que, ha comprobado, están dejando sin caudal al arroyo. El último ha sido reincidente. Este periódico informó del expediente abierto a una empresa por un pozo que suministra agua potable a más de 200 parcelas de la zona. La entidad ya había tenido que afrontar una sanción previa y había intentado regularizar su situación con una especie de aprovechamiento de aguas. Pero la propuesta ha sido denegada y el expediente, ratificado. No obstante, el pozo sigue en funcionamiento.

Etiquetas
stats