Condenado a dos años y medio de prisión por cortar en el cuello a un joven durante una pelea de fin de año

Ciudad de la Justicia de Córdoba.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba ha condenado a dos años, seis meses y un día de prisión a un hombre por un delito de lesiones agravadas por el uso de un instrumento peligroso. Durante el transcurso de una pelea de Fin de Año, el condenado agredió a un joven de 19 años con una botella de cristal, objeto con el que le realizó varios cortes en el cuello. Después, le propinó varios puñetazos. El acusado, defendido por la letrada María del Mar Jiménez, ha reconocido los hechos y las partes han llegado a una conformidad.

Sobre las 9:15 del 1 de enero de 2020, con motivo de la celebración del fin de año, el acusado, su hermano y unos amigos se encontraban en un pub de la Avenida de El Cairo, donde también estaba la víctima junto con otras personas. Según el relato de los hechos, en un momento dado, la víctima y el hermano del acusado mantuvieron “una conversación tensa” sobre un conflicto que habían tenido tiempo atrás, “lo que determinó que el acusado tuviera sentimientos de venganza hacia” la víctima, según el relato de los hechos.

A pesar de que la situación se calmó, de inmediato se produjo un enfrentamiento verbal entre el hermano del acusado y la víctima, interviniendo los porteros en el conflicto, siendo finalmente expulsados del local. En ese momento, el acusado cogió una botella rota de cristal, se dirigió hacia la víctima y le propinó un corte en el cuello que le hizo sangrar. Ante esto, un amigo de la víctima la socorrió y la alejó del lugar de los hechos.

Inmediatamente, el acusado salió del pub y al ver a la víctima se dirigió hacia ella, acompañado de otros individuos que no han sido identificados, y le propinó un fuerte puñetazo, cayendo ambos al suelo, enzarzándose en una pelea durante la cual, el acusado, con la misma botella, volvió a asestar otro corte a la víctima.

Como consecuencia de los hechos, el joven sufrió hasta seis cortes en el cuello y otras heridas debido a la pelea. Estas lesiones requirieron puntos de sutura múltiples así como una ligadura de una vena, resultando de todo ello dos cicatrices, es decir, un perjuicio estético moderado.

Además de la pena de prisión y de la prohibición del procesado de comunicarse con la víctima por cualquier medio o de aproximarse a una distancia menor de 500 metros de donde se encuentre, deberá indemnizarla con 30.000 euros. Antes del juicio, el condenado ya ha abonado 3.000 euros.

Etiquetas
stats