“Tenía que haber matado a Ruth y no a los niños”

.
Un preso que acompañó a José Bretón en el módulo de ingresos, afirma ante el tribunal que el acusado reconoció haber matado a sus hijos

En el largo año y medio que José Bretón lleva viviendo en el módulo de ingresos de la cárcel provincial de Córdoba, acusado de la desaparición y asesinato de sus hijos, ha tenido tiempo de entablar diálogo con varios presos que le han acompañado día y noche. La presencia de estos reclusos responde al miedo de que Bretón pueda intentar suicidarse. Y al menos unas vez, les habría llegado a reconocer implicítamente que había asesinado a Ruth y a José.

La Fiscalía y la acusación consideran que el crimen, cometido el 8 de octubre de 2011, fue una venganza contra Ruth Ortiz, la madre de los pequeños, que acababa de pedirle el divorcio. Por ello, solicita al tribunal que le condene con 40 años de cárcel. Uno de los presos que han comparecido esta mañana ha declarado que Bretón le dijo: “Tenía que haberla matado a ella y no a los niños”, en referencia a Ortiz.

En la novena vista del juicio que se sigue contra Bretón en la Audiencia Provincial de Córdoba los internos han relatado algunas de las conversaciones que el acusado mantuvo con ellos. De los cinco presos que se han sentado esta mañana en la silla de los testigos, solo uno ha dicho que no escuchó a Bretón hablar mal de su exesposa y que sí parecía preocupado por sus hijos. Pero varios de ellos han resaltado la actitud fría y distante del acusado. “Donde los presos solemos tener las fotos de nuestras familias; él no tenía las de sus hijos. Lo que tenía eran recortes de fotos de chicas desnudas de las revistas y los periódicos”, han coincidido dos presos.

Los presos también han comentado la difícil relación que Bretón mantiene con ellos por las manías del acusado con la limpieza y los ruidos. Obsesiones como la de comer con tapones en los oídos que ya se han relatado en el juicio.

Etiquetas
stats