Tendencia ascendente: Córdoba vive su segundo peor repunte de Covid-19

La UME desinfecta las instalaciones de la estación de Renfe | MADERO CUBERO

Recibe un nuevo golpe. Es cierto que no resulta el peor de todos en número, así como tampoco porcentualmente, pero también lo es que confirma una dinámica positiva. Así es al menos de momento. Córdoba entra en una tendencia ascendente en la evolución del Covid-19 después de encadenar ya tres días con diez o más nuevos positivos. Tal circunstancia se produce después de vivir el segundo peor repunte del coronavirus con origen en Wuhan (China) desde que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía confirmara el primer caso en la provincia (10 de marzo). Ésta supera la frontera de tipo psicológico del centenar con 101 afectados, cifra por la que permanece como cuarta con mayor número de pacientes. Por si fuera poco, los datos en relación al global de la región son cada vez más negativos.

A modo de antecedente, el 10 de marzo se informó del primer caso de coronavirus en Córdoba. Entonces, Andalucía contabilizaba 84 y Granada era la única provincia con contador a cero. El martes se cumplía la primera semana de incidencia en esta crisis y la evolución, hasta la actualización, era moderada en general pero elevada en término más amplio. Tal hecho se dio con el apunte de este último día, tras un octavo informe que significó el peor conteo cordobés con 27 casos añadidos para ir de 41 a 68. Dicho dato llevaba a un total que era el cuarto más alto de la comunidad, sólo superado por Málaga (278), Sevilla (100) y Granada (95). Tras este apunte se dio uno menor pero que venía a servir de advertencia del riesgo de una tendencia ascendente que parece que finalmente se da: el miércoles fueron diez los nuevos pacientes para llegar a 78.

La ratificación de la dinámica negativa tuvo lugar este jueves, cuando Córdoba registró su segundo peor repunte desde que contó con su primer caso (10 de marzo). Fueron 23 los positivos que señaló la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía esta vez, una cifra que fue la tercera más alta de la comunidad. De apenas cinco contagios por debajo fue la diferencia en esta ocasión con Málaga (28), que es el principal foco de la enfermedad en la región, y por encima de Sevilla (15), segundo punto del brote hasta el miércoles. Ese día, Granada se situó como segunda provincia con mayor número de pacientes por Covid-19. El aumento en tierras nazaríes empieza a ser preocupante, ya que su último apunte fue el más alto en el plano andaluz: sumó 46 infecciones y tiene una cantidad total de 176.

En definitiva, Córdoba encadena tres días con diez o más nuevos casos y sigue como el cuarto territorio con dato más elevado de Andalucía. Dentro de este panorama, muy distintas estadísticas cobran cierta importancia. El incremento del jueves respecto del miércoles fue de un 29,5% cuando en la comunidad fue de un 17,4% y sólo por debajo de Huelva (64,3%) y Granada (35,4%). Aunque en este sentido cabe recordar que los porcentajes muestran una realidad relativa en proporción de los guarismos en el plano particular: no es lo mismo un aumento de 78 a 101 contagios que otro de 14 a 23 (los onubeneses)-. Más allá de esta aclaración, los positivos cordobeses fueron de un 15,4% del global autonómico en esta ocasión.

Menos positivos son otros registros de tipo más general. Sin ir más lejos, la incidencia acumulada -aumento porcentual desde el primer día de contagio- de Córdoba supera casi por diez a la andaluza entre el 26 de febrero y el 6 de marzo, instante en el que de forma curiosa la provincia no tenía afectado alguno. En el primer caso se pasó de uno a 101 con un crecimiento de un 10.000% mientras que en el segundo hubo una subida de 1 a 28 y de un 2.800%. El apunte en este sentido también es negativo si se toman como referencia las mismas fechas de infección, del 10 de marzo a este jueves: este período dejó un incremento de un 1.100% en la región, casi diez veces menos. Así, los positivos cordobeses se convierten en el 10% del total andaluz. Aun así, dos detalles positivos deparó el último parte de la Consejería de Salud de la Junta. De entrada, la provincia permanece sin fallecimientos pese a que la letalidad autonómica asciende al 2,3%. Además, es necesario y obligado matizar que el empeoramiento comparativo se da con una ventaja temporal en lo que se refiere al estado de alarma.

Etiquetas
Publicado el
19 de marzo de 2020 - 20:15 h
stats