Tres detenidos tras localizar la Policía y la Guardia Civil un macroalijo de 1.200 kilos de hachís en Córdoba

Hachís decomisado en Córdoba.

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, en una investigación conjunta, han desarticulado un grupo criminal dedicado al tráfico de drogas a gran escala. En la actuación policial se procedió a la detención de tres hombres, dedicados a la provisión, almacenaje y distribución de las sustancias estupefacientes, principalmente hachís, siendo uno de ellos el arrendatario de la nave utilizada como guardería, sita en la provincia de Córdoba.

En una nota conjunta, la Policía y la Guardia Civil informan de que, en los registros fueron intervenidos 1.200 kilogramos de hachís, 1.080 euros, un turismo, siete terminales móviles y diversa documentación de interés. La autoridad judicial decretó el ingreso en prisión de los encartados.

El inicio de la operación por el Cuerpo Nacional de Policía tiene origen tras la llegada a la Comisaría Local de Fuengirola de ciertas informaciones que apuntaban sobre la existencia de un grupo criminal, asentado en la costa malagueña, dedicado al tráfico de drogas. Las pesquisas realizadas en torno a la información permitieron cerciorar que uno de los investigados residía en el barrio de Las Albarizas (Marbella).

Del mismo modo, por la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba se tenía información operativa de la relación con el tráfico de drogas de una nave industrial sita en el Polígono Industrial de La Torrecilla y estaba siendo objeto de vigilancia, todo ello como investigación llevada a cabo en el marco del plan “Carteya”. Avanzadas las averiguaciones se conoció que desde ambos cuerpos policiales se estarían investigando los mismos hechos, desarrollando desde ese momento una operación conjunta.

En este sentido, los actuantes ubicaron la guardería de droga, en un polígono industrial de Córdoba. La nave no parecía estar destinada a ninguna actividad mercantil, comprobando como el interior de la misma se encontraba diáfano y sin ningún efecto, con la única presencia de una furgoneta que ocultaba estratégicamente varios portones de acceso.

Este hecho hizo sospechar a los agentes, quienes el pasado siete de junio, detectaron a tres hombres en el interior de la misma, los cuales fueron identificados cuando se disponían a abandonar la nave en un turismo. En las comprobaciones realizadas se constató que uno de los identificados era el arrendatario de la nave.

Fruto del registro de la guardería, se localizaron 1.200 kilogramos de resina de hachís, así como 1.080 euros, siete móviles, un turismo y documentación relevante para la investigación, procediendo de manera inmediata a la detención de los investigados.

Los detenidos como presuntos responsables de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial quien decretó el ingreso en prisión de los tres hombres.

Etiquetas
stats