CCOO y UGT lamentan una nueva muerte en accidente laboral en Córdoba

Ambulancia del 061

Los sindicatos CCOO y UGT han lamentado a través de una nota de prensa “la que es ya la cuarta muerte en accidente laboral registrada en la provincia en lo que va de año”. En este caso, el fallecido es un celador-conductor que ha sufrido un accidente cardiovascular cuando regresaba a su domicilio después de hacer el turno de noche, según han informado los sindicatos. 

“Este desgraciado fallecimiento, que apena profundamente a CCOO, ya que el fallecido era afiliado de este sindicato y muy apreciado por sus compañeros y compañeras tanto en el sindicato como en su lugar de trabajo, pone de manifiesto la situación de gravísima falta de personal que se está viviendo en la sanidad pública andaluza”, señalan en un comunicado conjunto.

“Los profesionales sanitarios llevan sobre sus espaldas dos años de pandemia, situaciones de estrés diarias, con unas urgencias colapsadas y sin que desde el Servicio Andaluz de Salud (SAS) se dé solución a todas estas carencias”, remarcan los secretarios de Salud Laboral de ambas fuerzas sindicales, Jaime Sarmiento (UGT) y Aurelio Martín (CCOO).

“El personal sanitario está agotado y sobrepasado y el SAS es el responsable directo de esta muerte y de todos los accidentes y enfermedades mentales que están sufriendo los y las profesionales por el sobreesfuerzo que vienen realizando desde hace dos años”, denuncian.  

Ambos sindicatos recuerdan que los accidentes cardiovasculares, como ictus o infartos, son la principal causa de muerte en el ámbito laboral y están íntimamente relacionados con situaciones de estrés. En esta ocasión, el fallecido trabajaba en el servicio de Urgencias del Carlos Castilla del Pino, “un servicio que se encuentra bajo mínimos”. De hecho, los sindicatos llevan reclamando un tercer punto de urgencias en la zona de Levante desde hace años para aliviar la presión asistencial de las urgencias extrahospitalarias, sin que por el momento se haya puesto en marcha.

Como viene siendo habitual, CCOO y UGT se concentrarán en los próximos días por este fallecimiento “que podría haberse evitado si el SAS, en vez de desmantelar la sanidad pública y poner en riesgo a su personal, apostara por una sanidad de calidad, que implica, entre otras cuestiones, una suficiente dotación de personal”.

Etiquetas
stats