"El tiempo pasa y nos morimos": familiares de represaliados piden que no se dilaten más las exhumaciones

Antonio Deza, portavoz de Dejadnos Llorar, en un homenaje a los represaliados en la fosa de La Salud | TONI BLANCO

Familiares de las personas represaliadas en la guerra civil y el franquismo que yacen en las fosas de los cementerios de Córdoba han reclamado que las administraciones "agilicen en lo posible" los trámites y las tareas de exhumación de los restos, después de conocer que la Junta de Andalucía prevé que se inicien a final de 2021, un año después de firmar el protocolo entre Gobierno, Junta, Diputación y Ayuntamiento de Córdoba.

"El tiempo pasa. Y nos morimos". Con estas palabras, el presidente de la asociación de familiares de víctimas Dejadnos Llorar, Antonio Deza, ha explicado a Cordópolis que confían en el acuerdo rubricado por las cuatro administraciones pero reclaman que "no se dilate más la puesta en marcha de las exhumaciones".

"Quisiéramos, en la medida de lo posible, que se agilizara. Es lo que pedimos y rogamos", dice Deza, en nombre de los familiares de las víctimas represaliadas que fueron enterradas en las fosas en los cementerios cordobeses de La Salud y San Rafael, donde se calcula que hay más de 4.000 cuerpos.

Este miércoles, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, avanzaba en comisión parlamentaria que la administración autonómica tiene previsto firmar en octubre el convenio para la exhumación de las fosas de los cementerios de Córdoba y a finales de año "estaremos exhumando en los mismos". Del Pozo se refiere así a los trabajos pendientes en las fosas de los cementerios, tarea acordada con el compromiso de las cuatro administraciones en la firma en diciembre de 2020 del primer protocolo para la exhumación de dichas fosas.

Una cuestión fuera de "disputas partidistas"

Desde Dejadnos Llorar, recuerdan que "los artífices de ese convenio fuimos nosotros", en referencia al empuje y las reivindicaciones del movimiento memorialista para la recuperación de los restos de represaliados. Y ponen en valor que se lograra rubricar el acuerdo "entre las cuatro administraciones, con partidos políticos distintos al frente y al nivel que se firmó. Eso nos llena de satisfacción y de esperanza, para el presente y el futuro, porque significa elevarlo a problema de Estado y apartarlo de disputas partidistas", indica Deza.

Sin embargo, apunta, "pasa el tiempo" sin que arranquen los trabajos de exhumación y eso "nos provoca incertidumbre, aunque no dudas", recalca sobre las últimas fechas dadas por la consejera: el próximo mes de octubre para plasmar en un convenio las competencias y financiación por parte de cada administración, y final de año para comenzar los trabajos de exhumación de las fosas.

Deza pone el foco en la edad de muchos de los familiares de los represaliados que se buscan -"somos ya personas muy mayores. El tiempo pasa y nos morimos", dice al recordar que ya fallecieron personas sin recuperar los restos de sus seres queridos. "Eso es terrible en una asociación de familiares ya muy mayores, a los que los días les parecen años y los meses les parecen siglos".

Desde Dejadnos Llorar también ponen en valor el trabajo que se ha hecho en los primeros meses tras la firma del protocolo en diciembre pasado, esto es, "tres meses que no se han perdido y en los que se ha hecho una investigación documental muy importante", recuerda Antonio Deza.

Asimismo, apunta que la comisión mixta establecida en dicho protocolo comenzó a funcionar, con el acuerdo de las cuatro administraciones para plasmar ahora y rubricar finalmente el convenio con la financiación y las tareas para arrancar las exhumaciones de las fosas de los cementerios de Córdoba.

Crear una oficina de atención a los familiares

Ahora, recuerda, la comisión "tiene trabajo por hacer", como crear una oficina de atención a los familiares de los represaliados que se buscan o fijar un calendario de actuaciones, entre otras cuestiones, para las que Deza señala a los trabajos en la fosa de Pico Reja en Sevilla, "que nos puede servir de ejemplo", algo que ya contempla la Junta para seguir ese modelo de trabajo.

Junto a ello, Dejadnos Llorar pide que la comisión mixta encargada de avanzar en las distintas labores para la exhumación de las fosas nombre a un portavoz y difunda "los pasos que se den, para conocimiento de los familiares y de todas las personas en general", además de divulgar el propio protocolo ya firmado por las administraciones, para dar toda la información y transparencia en este proceso.

"Tenemos la ratificación por parte de las cuatro administraciones de que todo va bien y va a salir adelante". Y Deza invoca de nuevo a ese acuerdo firmado para que se acelere en lo posible el calendario de los trabajos sobre el terreno. "Pasa el tiempo. Y el tiempo de la administración es uno, y el tiempo de muchas personas ya muy mayores, es otro".

Etiquetas
Publicado el
16 de julio de 2021 - 05:30 h