Resignación en el PSOE tras las elecciones: “Así es la democracia”

Ambiente electoral en la sede del PSOE tras los resultados del 19J

0

Silencio e incertidumbre. La sede del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en Córdoba se preparaba desde bien temprano para conocer los resultados de unas elecciones muy duras. Todo era ilusión y sentimientos positivos en busca de que los ciudadanos diesen un golpe de efecto en las urnas, pero todo cambió en los últimos sondeos a pie de urna. La fuerte subida del Partido Popular (PP) dejaba un ambiente fúnebre en una sede socialista que estaba prácticamente desértica desde las 20:00, sin ni siquiera la presencia de Isabel Ambrosio -que llegó aproximadamente a las 21:00-, candidata provincial para el partido.

El ambiente no era el idóneo o el típico de un partido que iba a celebrar una victoria junto a sus afiliados. Al revés. La sede del PSOE ubicada en la Avenida del Aeropuerto estaba prácticamente sin alma, sabiendo que los resultados, incluso antes de cerrar las urnas, no iban a ser los mejores. Los representantes del grupo socialista para estas elecciones se encerraron en su habitáculo para ver el escrutinio tanto a nivel autonómico como provincial, queriendo encerrarse herméticamente y esto daba un mensaje más claro de lo que podían pensar.

Conforme el escrutinio iba sucediendo, el ánimo iba cada vez a peor. El PP conseguía más ventaja y la izquierda iba perdiendo fuelle, logrando incluso perder la segunda fuerza política en determinados municipios andaluces. En Córdoba, entretanto, el grupo popular también se alzaba con más poder. De hecho, amarraban siete escaños en territorio cordobés, quedándose con tres únicamente un PSOE que estaba viendo cómo cosechaba una de las peores elecciones de su historia, trasladando estos resultados negativos a un ambiente de resignación por lo que estaba a punto de suceder.

Y se confirmaron los peores presagios para el PSOE. Sus militantes se agolpaban en minoría a la sede socialista en busca de escuchar las palabras de sus representantes provinciales y estos, a su vez, aguardaban las explicaciones de sus superiores en Sevilla. Una cadena de discordia y negatividad que se plasmó en los votos en territorio cordobés, donde este partido no llegó ni a los 90.000 votos con más del 90% escrutado, siendo esta una distancia de más de 20.000 papeletas menos que en 2018.

Una vez compareció Juan Espadas, líder socialista a estas elecciones desde Sevilla, era turno para que tanto Isabel Ambrosio, candidata número uno del PSOE por Córdoba, como Rafaela Crespín, secretaria provincial. En primer lugar, Crespín ha aclarado que “han sido unos malos resultados” para este grupo, pero, con resignación, ha admitido que “así es la democracia”. “Darle la enhorabuena al PP por ganar las elecciones. Querría darle las gracias a los cordobeses que han confiado en nuestro partido y que la división de la izquierda no ha perjudicado. Este proyecto y candidato ha puesto de manifiesto que necesita consolidarse”.

Por otro lado y manteniendo su discurso, la secretaria provincial ha querido reseñar el estancamiento que ha tenido Vox en estas elecciones y que, gracias a estos resultados, el PSOE lidera a la izquierda. “Hay una buena noticia y es que los andaluces han decidido que la ultra derecha pare a la derecha. Estamos orgullosos y vamos a seguir manteniéndolo cuando este panorama nos coloca como única fuerza de izquierdas para gobernar. Lo seguiremos intentando de una forma notable y seguiremos desde la oposición defendiendo los derechos de los andaluces. Nadie nos va a parar en esto y el proyecto progresista continua”, afirma.

Por su parte, Isabel Ambrosio ha comparecido para cerrar estas elecciones de manera pública y ha seguido la misma línea guiada por Rafaela Crespín. “Darle la enhorabuena al PP y agradecer la confianza de los cordobeses que han seguido votando al PSOE. Tenemos la responsabilidad de esa confianza transformarla en trabajo desde el primer momento. Vamos a defender esto y vamos a estar a la altura de lo que nos ha pedido la ciudadanía cordobesa”.

Mientras tanto y para finalizar su intervención, la candidata número uno del PSOE por Córdoba se ha referido a los resultados autonómicos alegando que la figura de Juan Espadas se tiene que “consolidar”, mientras que el grupo socialista ha dejado claro que es la única fuerza de izquierdas importante. “Queremos que esta provincia sea más próspera y tenga más oportunidades. Somos la alternativa real y los socialistas lo sabemos. Por eso estamos reforzando nuestro ideario y lo defenderemos para toda Andalucía”, culmina.

Etiquetas
stats