Objetivo 2025: la complejidad de las obras del nuevo Materno Infantil de Córdoba

Obras en el Materno Infantil del Hospital Reina Sofía

La ampliación del edificio de consultas externas del Materno-Infantil del hospital universitario Reina Sofía apunta a ser una de esas obras que se eternizan en Córdoba. Al igual que ha ocurrido con el caso del Palacio de Congresos, la Junta de Andalucía se ha vuelto a topar con una ley estatal de contratos públicos que prioriza las ofertas con bajo presupuesto sobre otros conceptos. Todo un embrollo jurídico que puede provocar que, como pronto, las nuevas consultas externas del Materno-Infantil no estén operativas al menos hasta el año 2025.

En septiembre del año pasado, las empresas constructoras de esta obra anunciaron que abandonaban los trabajos. Las obras habían arrancado en noviembre del año 2019, un año después de que se iniciara la licitación del proyecto. Acciona Construcción SA y Jiménez y Carmona SA (JÍCAR, SA) comunicaron a la Junta que no iban a seguir adelante con las obras, tras una modificación del proyecto "sobrevenida por la pandemia", según indicó el propio gobierno andaluz en su día. Desde entonces, se inició un complejo trámite administrativo para poder rescindir el contrato y readjudicar las obras.

El proceso aún no ha culminado pero se acaba de superar uno de los grandes problemas. El Consejo Consultivo de Andalucía le ha dado la razón a la Junta y ha avalado que los trámites iniciados para resolver el contrato de obra son correctos. En su informe, el Consultivo exculpa de los problemas a la Junta y señala a las constructoras. La Junta aún tiene que resolver oficialmente el contrato. Para ello, tiene que convocar al Consejo de Gobierno, que no se vuelve a reunir hasta el mes de septiembre, publicar la decisión en el BOJA y esperar un periodo de alegaciones o posibles reclamaciones. Por tanto, hasta final de año o principios de 2022 no está previsto que el contrato se dé por rescindido.

Mientras, la Junta ha señalado que ya está trabajando en el proyecto modificado. El presupuesto se eleva y pasa de unos siete millones a un total de diez. Eso sí, no se pueden iniciar sus trámites administrativos hasta que este contrato no esté definitivamente cancelado. Y cuando se haga, el proceso no es rápido.

El contrato anterior salió a licitación en 2018 y no se adjudicó hasta julio de 2019. Las obras no arrancaron hasta noviembre de ese año y se pararon en septiembre de 2020. Ahora, el nuevo proyecto tendrá un plazo de 27 meses, algo más de dos años. Es decir, aunque se licite a principios del año 2022 es probable que los trabajos no comiencen hasta 2023 y no concluyan hasta 2025, según los cálculos más optimistas.

El proyecto

La futura infraestructura permitirá prestar la atención ambulatoria infantil y ginecológica en un nuevo edificio, separado de otros circuitos asistenciales y en espacios mucho más confortables que los actuales, con una superficie total de 10.572 metros cuadrados, de los que 4.686 estarán construidos y 6.755 se quedarán en bruto y tendrá siete niveles (nivel -2, nivel -1, planta baja, primera, segunda, tercera y cuarta).

Cuando esté finalizado y equipado se ocupará la planta baja y la primera, mientras que las plantas segunda y tercera se reservarán para futuras ampliaciones vinculadas siempre a la atención maternal y pediátrica, por lo que esta planificación permitirá crecer e ir adaptando el edificio para dar respuesta a las necesitadas que se vayan produciendo en los próximos años --en estas áreas se ejecutará estructura, cerramiento, ventanas y cubiertas quedando en bruto el interior--.

Contará con 67 consultas pediátricas y ginecológicas y una sala de fisioterapia de unos 80 metros cuadrados. De este modo, ofrecerá 15 consultas más que en la actualidad y, además, se permitirá dar un salto de calidad y confort, dado que todas las consultas aumentarán de tamaño considerablemente y tendrán iluminación y ventilación natural, algo que en las actuales instalaciones no es posible.

El actual Hospital Materno Infantil cuenta con 52 consultas repartidas en diferentes niveles. Una que vez que entre en funcionamiento el nuevo edificio de consultas, la superficie que ahora ocupan estas consultas en el edificio actual (2.690 metros cuadrados) se liberará para otros usos asistenciales.

Etiquetas
Publicado el
16 de agosto de 2021 - 05:30 h