La Junta pide al Gobierno que le permita poner ya la cuarta dosis de la vacuna a mayores en residencias

Vacunación contra el Covid.

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha insistido en reclamar este miércoles a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que permita que se pueda dispensar desde ya la cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus a los mayores que viven en residencias e incluso a los que viven en sus domicilios, a partir de determinada edad, como podrían ser los 70 años.

En declaraciones a Canal Sur Radio, recogidas por Europa Press, Aguirre ha explicado que en la pasada reunión del Consejo Interterritorial de Salud ya hizo esa petición a la ministra y que se está a la espera de respuesta. Ha apuntado que si contara este mismo miércoles con el “plácet”, mañana ya se podría empezar con esa vacunación de la cuarta dosis en residencias porque hay importante estocaje de vacunas.

El consejero ha expresado su preocupación por que estén aumentando los casos de positivos en coronavirus a partir de los 80 años, debido a que esa población ya va perdiendo la inmunidad que proporciona la vacuna al haber pasado más de seis meses desde que se le suministró la tercera dosis.

En estos momentos, según ha agregado, ya se ha suministrado una cuarta dosis de la vacuna a ciudadanos inmunodeprimidos, pacientes oncológicos o personas mayores de 40 años con síndrome de Down.

El consejero ha señalado que si mañana mismo se pudiera empezar a suministrar la cuarta dosis a los mayores de residencias, en una semana estarían todos vacunados. Seguidamente, según ha agregado, se procedería a la vacunación con la cuarta dosis de los mayores que viven en sus domicilios, a partir de una edad determinada, como podrían ser más de 70 años, y del personal sanitario y sociosanitario.

“Si me dieran el plácet, mañana mismo se podría empezar y en una semana tendrían la cuarta dosis en todas las residencias”, ha indicado el consejero, quien ha apuntado que Andalucía ha sido la comunidad que ha abierto este debate y confían en que cuente con el visto bueno del ministerio.

Datos de vacunación

El consejero ha reconocido que está costando incitar a la población a la vacunación de la tercera dosis de la vacuna, de manera que en este momento hay 4,3 millones de andaluces que se ha puesto ya esa tercera dosis. Ha apuntado que aún hay 270.000 andaluces que no se ha puesto ninguna vacuna, principalmente de la franja de edad de 30-50, que es donde hay en este momento mayor incidencia acumulada de casos y mayor número de ingresos hospitalarios.

La incidencia más baja, según ha añadido, está en la franja de edad de 20 años para abajo, mientras que en la franja de edad de 80 años para arriba se está empezando a ver un aumento de casos debido a que esas personas ya empiezan a perder la inmunidad tras haber pasado varios meses del suministro de la tercera dosis de la vacuna.

Centros de mayores ven “urgente” administrar la cuarta dosis y critican la “prisa por gripalizar el virus”

El presidente de la Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM), Martín Durán, ha asegurado que la administración de la cuarta dosis contra el Covid-19 en las residencias es “necesaria y urgente” y ha criticado “la prisa por gripalizar el virus” de cara a las medidas puestas en vigor este lunes que suprimen los aislamientos a contagiados leves o asintomáticos. “Son medidas contradictorias que no tienen justificación médica ni científica, obedecen solo a motivaciones políticas”, ha añadido.

Durán ha manifestado, en declaraciones a Europa Press, que la vacuna Covid “tiene un periodo de efectividad aproximadamente de seis meses en personas jóvenes y sanas” y “en los mayores decae bastante”. “Recordamos que la tercera dosis en las residencias se puso a finales de septiembre”, por lo que “es muy aconsejable que se ponga esta cuarta dosis lo antes posible”, ha explicado, recalcando que “estamos ante un repunte”.

En esta línea, ha detallado que “no es el mejor momento para relajar el seguimiento de la pandemia”, poniendo de relieve que “la incidencia acumulada en Andalucía se encuentra en 319,5 puntos”, por lo que “nos encontramos, de acuerdo con el nuevo semáforo de riesgo Covid, dentro de riesgo alto”.

El presidente de los centros de mayores ha incidido en que la situación en las residencias andaluzas “es preocupante”. “Desde el comienzo de la pandemia hasta el día 29 de marzo han fallecido por Covid en las residencias de mayores andaluzas 2.647 personas (el 20,04% del total) y se han contagiado 19.450”, ha lamentado.

A este respecto, ha destacado que, según datos facilitados el martes por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, el día 8 de marzo el número de residencias con contagios ascendía a 189, el número de residentes contagiados 820 de los cuales 31 se encontraban hospitalizados, los trabajadores contagiados 331 y en esos

primeros ocho días de marzo habían fallecido 41 residentes.

Ha añadido que, a fecha de este martes, los centros contagiados ascendían a 231, los residentes contagiados a 1.321 de los cuales 41 hospitalizados, los trabajadores contagiados 470 y el número de fallecidos durante el mes de marzo ascendía a 103.

“En este mes de marzo en las residencias de mayores de Almería han fallecido 14 residentes, en las de Cádiz uno, en las de Córdoba cuatro, en las de Granada cuatro, en las de Huelva tres, en las de Jaén 22, en las de Málaga 23 y en las de Sevilla 32”, ha apostillado Durán.

Ha mantenido que, en principio “no estábamos a favor de la cuarta dosis”, porque “no había evidencias que avalaran la mejora”, pero “se ha realizado un estudio en la mutua israelí Clalit basado en datos de más de medio millón de personas de entre 60 y cien años que demuestra que la cuarta dosis de la vacuna de Pfizer reduce el riesgo de muerte por el virus en casi el 80%”.

Respecto a las nuevas medidas, Durán ha recalcado que “se trata de un intento de gripalizar el Covid”, pero “sucede que el Covid no es la gripe y aún no hemos encontrado una vacuna que lo esterilice. ”Aún está aquí y esperemos que el ligero repunte se quede en eso y no sea el comienzo de una séptima ola“, ha indicado, apuntando que ”nos da la impresión que se está vendiendo la piel del oso antes de cazarlo“.

En este sentido, ha remarcado que “es difícil entender que un Comité de expertos en Salud Publica esté de acuerdo en suprimir los aislamientos a contagiados leves o asintomáticos”. “Diariamente nos relacionamos con personas que son vulnerables y somos desconocedores de esa circunstancia, sencillamente no tenemos por qué saberlo, animar a personas contagiadas a llevar una vida normal es una irresponsabilidad y puede tener consecuencias muy graves para los vulnerables”, ha apostillado.

Etiquetas
stats